Oración pidiendo fortaleza

Señor, vengo a Ti porque mi espíritu desfallece, cuando no tengo fuerzas clamo a Ti porque sé que no me rechazarás, porque sé que no me darás un NO como respuesta, Tú me darás fuerzas para que yo pueda continuar.

Oro a Ti porque solo Tú Señor me haces sentir más que confiado, porque cuando voy a Ti recibo nuevas fuerzas, no me canso de clamar, de dar gracias porque Tus bendiciones llegan hacia mí en el momento preciso.

Cuando por la mañana me levanto recurro a Ti, me inclino y Te doy las gracias porque siempre estás conmigo, porque cuando a Ti te invoco me siento bien, porque Tus ojos me miran desde los cielos, en acción de gracias canto nuevas canciones para Ti, cantando salmos a Ti inicio mis mañanas, porque Tú eres Dios único y verdadero.

¿Podemos decir lo mismo que el salmista David decía estando tanto en las malas como en las buenas? Claro que sí, podemos orar sin cesar, poniendo al Rey de reyes y Señor de señores delante de nosotros, reconociendo cada día que sin Su ayuda nosotros somos nada.

El salmista David pedía ayuda al Señor porque sabía que Dios era el único que le podía ayudar, en su día a día, en medio de los peligros, en los campos y donde quiera que había peligro, pues ahí estaba Dios.

Mas tú, Jehová, no te alejes; Fortaleza mía, apresúrate a socorrerme.

Salmos 22:19

En el versículo anterior vemos al salmista pidiendo a Dios no alejarse de él, y lo vemos desesperado por la ayuda de Dios. Aunque David hace esta petición y humanamente se sentía desesperado, en el fondo él sabía que Dios no lo iba a dejar y que esa ayuda iba a llegar.

Es bueno que actuemos con gran sabiduría, que oremos no solo en tiempos malos por fortaleza, sino que siempre estemos dispuesto a ir humillados delante de Dios.

Oración por los enfermos
Oración pidiendo perdón
Compártelo usando uno de los siguientes iconos:

1 comment on “Oración pidiendo fortaleza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *