Exhortación a la oración

Oremos siempre a nuestro Señor, oremos confiados en Él, sin importar la situación en la que nos encontremos, vayamos delante de Él clamando con nuestro corazón diciendo “oh Señor, estoy delante de Ti pidiendo que seas Tú mi ayuda, que sanes mis heridas porque Tú eres quien puede hacer un milagro en mi vida“.

Oración

Tú eres Señor quien da esperanza a los enfermos, eres Tú quien hace que sus heridas sean curadas, que ellos puedan tener paz en medio de su dolor, por eso te pido que les ayudes cada día, que en su día a día ellos puedan adorar Tu Santo Nombre.

Tú mi Dios eres quien liberta a las personas de sus enfermedades, les das aliento, les ayudas a seguir en pie y a seguir peleando la buena batalla. ¿Acaso Señor no eres Tú quien socorre a los enfermos?

Por eso decimos en oración con estas palabras:

Jehová lo sustentará sobre el lecho del dolor; Mullirás toda su cama en su enfermedad.

Salmos 41:3

Dios te sustenta en medio de tu enfermedad

Si estás enfermo, en este día pedimos que sea el mismo Dios sustentándote, que sea Él una ayuda tal que ese proceso no sea tan doloroso, sino que halles descanso en Él, por eso en este versículo que acabamos de leer dice “Mullirás toda su cama en su enfermedad!. Mullir es hacer algo suave, de manera que entendemos que teniendo a Dios de nuestro lado, podemos soportar este proceso.

Cuando leemos palabras como las del versículo de más arriba sentimos más que bendecidos, es que nuestro Dios nos sustentará en nuestro lecho de dolor, nos dará fuerzas para que podamos seguir adelante. Este es nuestro Dios, el cual nos da esperanza, que cumple Sus promesas, que da aliento a todo aquel que necesita de Él.

Palabras finales

Oremos a nuestro Dios, cantemos alabanzas, digamos a través de nuestras oraciones lo importante que es nuestro Dios en nuestras vidas, invoquemos Su nombre y Él nos atenderá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *