Cuando pidas a Dios acuérdate que Él llega en el momento justo, no cuando tú quieras, porque Él es quien sabe todo.

Si tomamos decisiones a la ligera pecaremos contra Dios. Si pediste, espera en Él. Dios no se tarda, Él sabe cuándo actuar, así que no le pongas fecha.

Si es Dios quien pone fecha, Él cumplirá por encima de todo lo que se quiera oponer porque Él es Dios y le tienes que obedecer.

Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

Mateo 7:8

Jesús hablando estas cosas a sus discípulos les decía estas palabras que en verdad son muy alentadoras, que si piden se le recibirán, si buscan hallarán, que al llamar la puerta será abierta a favor de los hijos de Dios.

Es bueno que en todo lo que podamos busquemos al Señor, que estemos más cerca de Él porque si estamos más cercas de Él, estaremos mejor, porque separados de Él nada somos.

Pero también otra parte muy buena es que, cuando pedimos a Dios lo hacemos con paz, paciencia y humildad de corazón, ya que nosotros no podemos pedirle a Dios cuestionando y queriendo que haga lo que nosotros queramos. Dios es soberano.

Es bueno que pidamos a Él de buena forma, aunque usted se sienta lo más desesperado, de todas formas Dios llegará en el momento exacto, Él no nos dejara morir, Él vendrá en nuestro socorro, nos ayudará y levantará nuestro espíritu. No dudes esa puerta se abrirá cuando toques, recibirás cuando llames, y hallarás cuando le busques.

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *