0Shares
0

La diferencia entre las personas humildes y las altivas es que el humilde permanece siendo la misma persona, el dinero ni el estatus social pueden cambiarlo. En cambio, el altivo tiende a humillar a los demás una vez que consigue dinero o alguna posición importante dentro de la sociedad.

Ser humilde es lo mejor que le puede pasar al ser humano, porque Dios se agrada de estas personas, porque el humilde también es justo, está lleno de bondades y su corazón es guiado por Dios.

El humilde sabe obedecer las palabras del Señor. Es bueno recordar que así mismo nuestro Señor fue enviado a la tierra para enseñarnos sobre la humildad, el amar a los demás, no importando si eres rico o pobre, porque todos somos iguales y fuimos creado por un solo Dios el cual nos mira desde los cielos.

Hay un versículo que nos dice lo que acontece con estos dos tipos de personas de las que estamos hablando en este artículo:

Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, Mas al altivo mira de lejos.

Salmos 138:6

Cuando buscamos en la Biblia acerca de la humildad, encontraremos un sinnúmero de versículos donde el Señor nos manda a ser humildes. Así que, si eres humilde, sigue siéndolo, y al que no lo es, practíquelo.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos:
0Shares
0

This article has 1 Comment

  1. LA HUMILDAD ES UN DE LAS VIRTUDES MAS GRANDES DE LA VIDA CRISTIANA. CUANDO ERES HUMILDE RECONOCES EL VALOR DE CADA PERSONA Y QUE FUERON HECHAS A LA IMAGEN DE DIOS. Y RECONOCES QUE TODO PROVIENE DE DIOS Y NADA ES TUYO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *