0Shares
0

Unas de las frases que tenemos que decir ante nuestro enemigo es “No temeré, porque el Señor mi Dios está conmigo, y por eso no tendré temor de lo que el enemigo planee contra mí”.

Hermanos, confiemos en el Señor, porque solo con el Señor podremos vencer al enemigo que día a día nos hace la guerra, porque si tenemos al Señor de nuestro lado, ya somos más que vencedores.

Muchas personas a veces tienden a tener miedo a su enemigo porque estas no tienen confianza en el Rey de Reyes y Señor de Señores Dios de los ejércitos, porque si Él es vencedor, también nosotros lo somos.

Muchos de la antigüedad confían en el Señor con todo su corazón, estos iban a la guerra y salían venciendo y esto pasaba porque ellos depositaban todo su corazón y confianza en Dios.

Tenemos puro ejemplo de eso, Moisés, Josué, David, entre otros. Pero veamos qué nos dice la Biblia acerca de estos guerreros que iban a cualquier lugar o territorio confiando en Dios y salían vencedores.

1 Cuando salgas a la guerra contra tus enemigos, si vieres caballos y carros, y un pueblo más grande que tú, no tengas temor de ellos, porque Jehová tu Dios está contigo, el cual te sacó de tierra de Egipto.

2 Y cuando os acerquéis para combatir, se pondrá en pie el sacerdote y hablará al pueblo,

3 y les dirá: Oye, Israel, vosotros os juntáis hoy en batalla contra vuestros enemigos; no desmaye vuestro corazón, no temáis, ni os azoréis, ni tampoco os desalentéis delante de ellos;

4 porque Jehová vuestro Dios va con vosotros, para pelear por vosotros contra vuestros enemigos, para salvaros.

Deuteronomio 20:1-4

Esta eran las promesas para el pueblo que eran cumplidas a su debido tiempo. Dios es fiel, confiemos con todo nuestro corazón y la victoria siempre será nuestra.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos:
0Shares
0

This article has 1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *