Alabemos al Señor aunque andemos en valle de sombra de muerte

Es como nos habla el salmo 23, acerca de que no debemos temor aunque andemos en valle de sombra de muerte. Dios está con nosotros, alabemos Su Santo nombre, creamos a esta fiel promesa del Señor.

Si el Señor no fuera socorro, hace mucho que hubiésemos perecido, pero Dios es grande en misericordia, que nos ama con un amor perfecto, Él siempre nos lleva de Sus manos para que podamos caminar por donde quiera que sea sin temor alguno, por eso debemos alabar a nuestro Dios porque sin Él nada podremos lograr.

Caminando por Sus sendas podremos encontrar paz, porque si estamos agarrados de Su manos poderosas, evitaremos de caer un hoyo profundo, pues Dios es nuestro guía y confiamos en Él.

Cada día debemos glorificar el nombre de nuestro Dios poderoso, porque Él siempre ha estado con nosotros, nos lleva por el camino correcto. Debemos creer en algo y es que si Dios nos manda a caminar por un camino de extrema oscuridad, no dudemos en hacerlo porque Él nos lleva de las manos para que nos sintamos seguros. Seamos gratos delante de Dios y cantemos alabanzas a Su Santo y bendito Nombre:

Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Salmos 23:4

Es claro que debemos confiar en el Señor, dar gracias y glorificar Su nombre, exaltarle por Su gran poder para con cada unos de nosotros. Demos alabanzas porque Él es bueno.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *