0Shares
0

Elías fue un hombre de Dios que hizo muchas hazañas que muchos dudaban de que fuera un hombre de Dios, éste era un hombre escuchado por Dios, el Señor atendía el llamado de Elías, Dios le ayuda en sus dificultades.

En el primer libro de Reyes nos encontramos con un hecho maravilloso, se trata de un milagro de parte de Dios a través de su profeta Elías. Este milagro trajo una gran felicidad a una madre la cual estaba angustiada por la pérdida de su hijo:

22 Y Jehová oyó la voz de Elías, y el alma del niño volvió a él, y revivió.

23 Tomando luego Elías al niño, lo trajo del aposento a la casa, y lo dio a su madre, y le dijo Elías: Mira, tu hijo vive.

24 Entonces la mujer dijo a Elías: Ahora conozco que tú eres varón de Dios, y que la palabra de Jehová es verdad en tu boca.

1 Reyes 17:22-24

En los versículos anteriores vemos que Dios escuchó la voz de Elías, es decir, Elías había hecho una oración para que este joven fuese levantado de su lecho. El alma del niño volvió a él y revivió, y la felicidad llegó con esta gran noticia para la madre de este niño, que después de muerto pudo volver a la vida, gracias al dador de la vida que es Dios.

Elías tomó al niño, lo llevó al aposento de la casa y se lo entregó vivo a su madre.

Esta mujer, al ver el milagro de Dios, reconoció que Elías era un hombre de Dios y expresó “Ahora conozco que tú eres varón de Dios, y que la palabra de Jehová es verdad en tu boca”.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos:
0Shares
0

This article has 3 Comments

  1. Muchas veces dudamos del poder de Dios, pero después del milagro lo reconocemos

  2. 03-10-2021
    Bien día!
    Esta historia nos enseña tres cosas:
    1.- Que debemos tener absoluta Fe en el amor y poder de nuestro Dios.
    2.- Que por medio de nuestras buenas obra demostramos abiertamente que somos hijos De Dios.
    3.- Que para poder ser salvos debemos de tener las dos cosas anteriores La FE y las buenas obras o sea llevar una vida que ante los ojos De Dios sea agradable y aceptada por El.
    Feliz día! Dios les cuide y bendiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *