Bajo su presencia, jamás seremos vencidos

Si estamos bajo la presencia poderosa de Dios, nunca seremos vencidos porque Dios camina con nosotros, por eso no tememos a nada.

Tenemos un ejemplo de un hombre que caminó bajo la presencia de Dios, Dios estaba siempre donde este hombre se encontraba, le ayudaba, le daba sabiduría, y le ayudaba a derrotar a sus adversarios.

La poderosa presencia de Dios era tan especial en la vida de aquel hombre, que el mismo Dios hablaba con él, incluso se mostró rápidamente por medio de un reflejo a este hombre, también le mostró un sinnúmero de hazañas y lo ayudó a liderar un pueblo en grande en número.

Por eso debemos dar gracias a Dios, porque Él camina con nosotros todos los días, Su gracia y Su poder nos llevan de las manos.

Y él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso.

Éxodo 33:14

Dios conocía el corazón de este hombre y que él no quería ir sin su presencia, este hombre no quería caminar sin la presencia de Dios. Pero Dios le dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso. ¡Qué bueno es cuando el Padre nos dice estas palabras!.

Sin la presencia de Dios no podemos ir a ningún lado, porque con la presencia divina de Dios nos sentiremos seguros, podremos caminar por doquier sin temor a nada, pero si esa presencia maravillosa no está con nosotros, entonces estaremos preocupados y no tendemos descanso.

Por eso es bueno que pidamos cada día que Su presencia vaya con nosotros, que no nos deje solos porque con ella nos sentiremos seguros.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

1 comment on “Bajo su presencia, jamás seremos vencidos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *