Mi ayuda viene de Ti Señor, Tú eres mi socorro

A quien iré Señor sino a Ti, solo Tú Señor eres quien me socorre en todo momento, cuando voy a Ti no me rechazas, por eso vengo solo a Ti.

Por eso demos nuestras súplicas al Señor, no confiemos en nadie más, pues solo Dios nos puede ayudar, por eso debemos dar gracias a Él por su gran bondad y amor hacia nosotros.

Muchas personas creen que ellos lo pueden todo y que no necesitan de Dios, pero se equivocan porque con Dios lo podemos todo y no podemos hacer sin Él.

2 Mi ayuda viene de Dios,
creador del cielo y de la tierra.
3 Dios jamás permitirá
que sufras daño alguno.
Dios te cuida y nunca duerme.
4 ¡Dios cuida de Israel,
y nunca duerme!

Salmos 121:2-4

El salmo anterior fue escrito por David cuando se encontraba en medio de la angustia. La ayuda de David venía solamente de Dios.

David siempre reconocía que Dios era el principal en su vida, que Él era su ayuda. Cuando pasaba por momentos difíciles y sus enemigos venían contra Él, Dios lo socorría. De la misma forma, cuando atravesamos por momentos difíciles y le llamamos Él nos responde y nos ayuda.

Por eso cada día debemos reconocer que solo hay uno que nos puede ayudar, este es Dios soberano, al debemos dar gracias nosotros todos los seres creados por Él, porque solo su gracia poderosa que nos sostiene y nos fortalece en medio de las luchas. Adoremos a Dios por este amor tan grande y bendito.

Recordemos los versos bíblicos que vimos en este artículo, pues nos hablan muy claro de Aquel que vela por nosotros, que nunca duerme, siempre está atento a nosotros y nos cuida.

Nuestro último video

¿Pueden cantantes famosos recién convertidos tomar oportunidades de una vez?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *