Todos debemos poner nuestro ojos en Jesús, debemos confiar solamente en Él ya que sin Él no somos nada. De Cristo viene nuestra salvación.

Jesús es el autor y consumador de nuestra fe, el que nos ayuda a seguir adelante, Él es que hace que nuestra fe sea más y más grande, porque de Él viene nuestra fortaleza.

En nadie más podemos confiar, solo en el Señor porque solo Él nos puede responder y es por eso que no debemos confiar en hombre, ni enfocarnos en ellos. Nuestros ojos siempre deben estar puesto en el Señor.

En hebreos nos encontramos con un pasaje muy importante, que nos habla acerca de la fe en el Señor, y en quién debemos poner nuestra miradas.

1 Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,

2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

Hebreos 12:1-2

Podemos decir que aquí nos habla claramente de que nosotros debemos despojarnos de todo lo que a Dios no le agrada, nos insta a que debemos estar enfocados en seguir a Aquel que murió por nosotros en la cruz del Calvario.

Tenemos que valorar este sacrificio de nuestro amado Jesús para libertarnos, para que sigamos en sus sendas de paz y de gozo.

Nuestro último video

¿Pueden cantantes famosos recién convertidos tomar oportunidades de una vez?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *