Tu amor nos sostiene y nos alumbra

El amor de Dios es grande en nuestras vidas, ya que ese amor que viene del Padre nos hace diferentes y alumbra nuestro espíritu cada día.

Es bueno recordar que solo en Jesús podemos encontrar ese amor que necesita nuestro corazón, un amor que cambia nuestro lamento en baile y nos ciñe de alegría así como lo dice su palabra, es un amor que perdura.

A través del amor que recibimos de parte de nuestro Dios, también podemos dar a otros y demostrar que su amor es grande y sublime y que sin ese amor no podemos sobrevivir.

3 Porque mejor es tu misericordia que la vida; Mis labios te alabarán.

4 Así te bendeciré en mi vida; En tu nombre alzaré mis manos.

Salmos 63:3-4

El salmista David dice en los versículos anteriores que el amor de Dios, o sea, su misericordia es más que la vida, porque si tenemos vida es porque Él nos la da, pero podemos reconocer que este hombre a pesar de estar en este desierto, no se rendía, más bien adoraba el nombre de Dios, reconocía su poderío, porque ese poderío y misericordia lo acompañaban donde quiera que él estaba.

Nunca dudemos de ese amor y esa bondad que habitan en nuestro Señor, Él es quien cambia todo, cuando estamos por caminos oscuros, nos alumbra y con su misericordia nos sostiene, no hay barrera que en su nombre no rompamos, ni un monte que no escalemos. Todo lo podemos porque su poder y amor nos dan fuerzas para que tengamos valor y continuemos hacia la victoria.

No temamos a nada ni a nadie porque Dios está con nosotros como poderoso gigante, mantén tu frente en alto proclamando su misericordia día tras día. Estamos más que seguros que su poder nos acompaña.

Alabemos el nombre de nuestro Dios todos los días, demos gloria a  Él, demos gracias porque su gracia y bondad van tomadas de las manos con nosotros. Amén.

Nuestro último video

¿Pueden cantantes famosos recién convertidos tomar oportunidades de una vez?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *