Riquezas, honra y vida: La remuneración del temor a Jehová.

La riqueza no es mala si la sabemos utilizar. La riqueza siempre tiene que ir acompañada de la humildad, ya que si no hay en ti humildad eres un hombre perdido y lejos de la presencia de Dios, ya que la misma palabra de Dios nos habla acerca de la humildad y sobre las personas altivas.

Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde,
Mas al altivo mira de lejos.

Salmos 138:6

Este versículo de este libro de Salmos es muy claro, no es malo que tengamos abundancia material, lo malo es cuando somos altivos, cuando ya porque tenemos algo, ignoramos a los demás, y más cuando nos creemos que todo el mundo tienen que estar a nuestros pies, pero la realidad es que debemos estar a los pies de nuestro Dios poderoso.

También nos gusta que nos honren, pero demos la gloria a Dios porque nos honra cuando hacemos algo bien. Esta honra no viene a nosotros por sí sola, es Dios quien permite que seamos honrados delante de Él.

Riquezas, honra y vida
Son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová.

Proverbios 22:4

La vida y salud están en las manos de nuestro Dios poderoso, Él es quien nos la da para que sigamos adelante, para que podamos avanzar en sus caminos haciendo su voluntad divina. Por eso debemos ser humildes en todas las cosas que hacemos, que no nos olvidemos de que Dios está en los cielos mirando cada una de las pisadas que damos.

Volvemos a repetir que las riquezas no son malas, esto va a depender de como tú las uses delante de Dios, ya sabes la humildad debe ir delante de ti, pero ante todo para que tu corazón no se desvíe, Dios debe tomar el primer lugar en tu corazón.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *