Escuchamos muchas personas decir: “El dinero es la raíz de todos los males”, y hasta citan la Biblia para decir esto, pero sabemos que no es así, puesto que prácticamente todo en esta vida se mueve con dinero, incluyendo el ordenador con el que se escribió este artículo y el internet que se usó para publicarlo, cuestan dinero, solo por poner un un par de ejemplos.Esta frase al igual que otras, viene de leer superficialmente un versículo y malinterpretarlo, y  luego se crea una doctrina errada, de algo que la Biblia realmente no dice. Por eso la importancia de prestar más atención a la hora de leer. Recordemos que Jesús dijo que debemos “escudriñar” la Biblia, no solamente leerla.

El versículo del cual se sacó esta frase errada es el siguiente:

Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

1 Timoteo 6:10

No dice “el dinero es la raíz de todos los males”, sino que dice “porque la raíz de todos los males es el amor al dinero”. Preste atención a la parte que dice “el amor al dinero”. No simplemente el dinero, sino el amor al mismo.

Es importante leer los versos anteriores para darnos cuenta de qué Pablo habla:

Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición;

1 Timoteo 6:9

Este pedazo de contexto de los versos 3 al 1o nos están hablando de aquellos hombres que no se conforman al Evangelio de Cristo, sino que se han envanecido predicando otra cosa y eso incluye su amor al dinero, y Pablo dice que por ese amor al dinero muchos cayeron en lazo y tentación, en muchas codicias necias y dañosas.

De manera que, tengamos en cuenta esto tan sencillo: Lo malo no es el dinero, sino el amor al mismo.

Nuestro último video

¿Peliculas cristianas que se van a estrenar en el 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *