La Biblia nos habla mucho de la eternidad o de las cosas eternas. La eternidad es una de las grandes promesas que tiene la iglesia de Cristo, el saber que aunque este cuerpo corruptible muera, podamos resucitar un día y vivir para siempre en las moradas del Señor. Esto lo hemos creído durante tantos años de cristianismo, pero no es solo creer en la eternidad, es vivir para la eternidad. ¿Qué hacemos para vivir dignos como personas que un día estarán  con el Señor por todos los siglos?

En primer lugar, la vida eterna no es algo que comienza en el cielo, es algo que comienza desde el momento que Cristo entra a nuestros corazones:

Y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.

Juan 10:28

Jesús dice: “Y yo les doy vida eterna”. Cristo no está diciendo que les dará vida eterna, sino que ya se las dio. Cristo nos ha dado vida eterna, a todos aquellos que le hemos confesado como nuestro Señor y Rey, y debemos vivir dignos como personas que realmente poseen la vida eterna.

A veces nos acomodamos tanto a lo material, al entretenimiento, tecnología, etc, que nos olvidamos que poseemos la vida eterna, y eso de poseer la vida eterna involucra muchas otras cosas, tales como la santificación, el tiempo a solas con el Señor, predicar el evangelio a tiempo y fuera de tiempo. ¿Hacemos todo eso? Recordemos que realmente Cristo nos ha dado la vida eterna.

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

This article has 1 Comment

  1. Gracias Padre eterno por tu amor y tu misericordia , gracias por esa promesa de vida eterna que nos has dado y de la que desde ya, podemos disfrutar aquí en esta vida y en este peregrinar . Confío en tu Palabra que es pan de vida , gracias por tu fidelidad , porque sé que siempre nos escuchas y estás con tus hijos. Gracias amado Señor y Padre nuestro .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *