Mentir no es una honra, ya que esto no es del agrado de Dios, es algo que los impíos usan mucho, para poder salir de cualquier enredo y para crear disensiones entre los demás. Dar falso testimonio de otra persona es un problema grande porque puede provocar pleitos y hasta maltratos físicos.

Por eso no es bueno mentir ni dar falso testimonio de los demás. Si tu prójimo esta haciendo algo malo y está fuera de control, habla con él con paciencia ayúdale y dile como deben ser las cosas, tratándolo con mansedumbre y humildad. De esta forma serán evitados todos los tipos de problemas que podrían pasar.

Martillo y cuchillo y saeta aguda
Es el hombre que habla contra su prójimo falso testimonio.

Proverbios 25:18

No es mentira que la lengua es el miembro más peligroso del cuerpo, ya que gracias a una palabra, se puede destruir desde una familia hasta una nación. A Dios no le agrada la mentira. Del versículo anterior podemos aprender que toda lengua de aquel que habla falso testimonio contra su prójimo es como martillo que golpea. También un cuchillo que corta o una saeta aguda que te traspasa hasta hacerte un daño rápido y fuerte. Así que, debemos tener mucho cuidado a la hora de hablar de alguien.

Sé sabio y actúa con buena conducta y trata a tu prójimo como a ti mismo. Ámalo y no des falso testimonio, porque eso lo hace aquella persona que no tiene piedad. Dios está en los cielos y ve todo esto lo que está en la tierra.

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *