La Biblia nos dice que todo aquel que ha creído en Jesús es una persona nacida de nuevo, resucitado de entre los muertos, muerto a las cosas terrenales y vivo para las cosas eternas. No sabemos qué tan apreciado es esto en nuestras iglesias, puesto que hoy en día se está viviendo un gran declive en muchos que dicen ser cristianos, pero lo cierto es que Dios tiene un pueblo, el cual hace morir las cosas terrenales por el poder de Su fuerza.

El apóstol Pablo escribió a los Colosenses:

5 Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;

6 cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia,

7 en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas.

Colosenses 3:5-7

Cuando la Biblia nos habla de lo “terrenal” no creamos que se refiere a todo lo que está en la tierra, pues de ser así no podríamos vivir en este mundo. El apóstol aquí se está refiriendo al sistema de este mundo, a lo que el mundo llama bueno, pero que nosotros de por sí sabemos que es malo.

Pablo aquí menciona algunas de esas cosas terrenales: “Fornicación”, “pasiones desordenadas”, “malos deseos”, etc, y la única manera de nosotros hacer morir todas esas cosas es viviendo una vida plena en el Señor.

Recordemos que una vez andamos en esas cosas y para nosotros era algo normal, pero ya no puede ser normal, puesto que hemos muerto al pecado, por tanto también hemos muerto a las cosas terrenales, lo que significa que ya no vivimos conforme al sistema de este mundo, sino conforme al modelo de Dios.

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *