Cierto escritor dijo: “La Biblia sufre más de parte de sus creyentes que de parte de sus opositores”. Y es que realmente hoy día nuestros opositores no resuenan tan fuertemente como lo están haciendo aquellos quienes “creen” en la Biblia.Honestamente, es una pena ver todo lo que está pasando en las redes sociales, y es que son miles y miles de personas compartiendo vídeos de predicadores que sin entendimiento y conocimiento del Señor, hablan palabrerías, haciendo un montón de prohibiciones sobre cosas que la Biblia nunca prohíbe.

Hoy muchos se han tomado la demanda de decir “lo que ellos creen que es pecado” como si fuesen dioses. La Biblia es la única palabra que tiene el poder de decirnos lo que está bien y lo que está mal.

El legalismo imperante nos está quitando mucho territorio como iglesia y debemos poner un alto a esto. Debemos tomar la Biblia para saber cuál es la buena voluntad de Dios. Recordemos al apóstol Pablo cuando escribió a los Gálatas:

Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre;pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo.

Gálatas 1:11-12

Lo primero es que Pablo puso bien en claro a los Gálatas que el Evangelio que él les había predicado no era cosa inventada por hombre, no era basado en emociones o en supuestas revelaciones superficiales, más bien, el evangelio que Pablo había recibido había sido revelado por Cristo.

¿Cuál evangelio has decidido creer? ¿Crees en el evangelio legalista que enseñan hoy día, donde dicen cosas que la Biblia no dice? ¿O crees en el evangelio de la Biblia?

Es momento de que en nuestras iglesias recordemos el verdadero significado de la gracia de Dios, del amor de Dios, del evangelio de Jesucristo, que nos quitemos el velo, y que dejemos de estar predicando todas esas cosas que no son el evangelio.

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *