La escuela bíblica o escuela dominical algo muy poco valorado en muchas congregaciones, y no debería ser así, puesto que ahí es donde aprendemos más de la Palabra de Dios. A continuación te dejamos algunos textos bíblicos hermosos sobre la Palabra de Dios.

Las Escrituras fueron inspiradas por Dios

Comenzamos con el texto bíblico clave para la escuela bíblica que nos enseña la utilidad de las escrituras.

16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,

17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

2 Timoteo 3:16-17

Para que seamos preparados para andar en los caminos correctos del Señor, debemos estudiar la Palabra de Dios.

Las Palabras de Dios son limpias

Las palabras de nuestro Dios son tan limpias que son comparadas a la plata refinada y purificada hasta siete veces:

Las palabras de Jehová son palabras limpias,
Como plata refinada en horno de tierra,
Purificada siete veces.

Salmo 12:6

Su Palabra es recta

La palabra de Dios es recta y Él es fiel en todo lo que hace:

Porque recta es la palabra de Jehová, Y toda su obra es hecha con fidelidad.

Salmo 33:4

La clave para que el joven limpie su camino

Muchos métodos humanos fallidos han tratado de inventar para que la humanidad enderece sus pasos, pero su Palabra nos dice claramente cómo una persona puede limpiar su camino:

¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.

Salmo 119:9

Si guardamos la Palabra de Dios en nuestro corazón, seremos rectos en nuestro caminar.

La clave para no pecar contra Dios

Aquella persona que guarda en su corazón las palabras de Dios es menos propenso a caer en las garras del pecado:

En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti.

Salmo 119:11

Su Palabra es la que nos alumbra día a día

En este mundo perdido por la oscuridad del pecado, necesitamos cada día más de su Palabra para que nos guíe en el buen camino:

Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.

Salmo 119:105

¿Qué haces cuando tienes que tomar un camino oscuro? Vas con una luz para ver correctamente y no tropezar. Eso mismo hace la Palabra de Dios en nuestras vidas, pues ilumina nuestro caminar y evita que tropecemos.

Espera en su Palabra

La paciencia es algo que debemos cultivar y por eso debemos esperar.

Esperé yo a Jehová, esperó mi alma; En su palabra he esperado.

Salmo 130:5

El salmo 130 es un cántico de esperanza en que Dios dará redención. Si estás pasando por una prueba, espera en su Palabra, que él es Fiel, y lo que Él prometió, Él lo cumplirá

Su Palabra es limpia y es escudo

En el siguiente versículo se combina la primera característica de Su Palabra que mencionamos en este artículo: Es limpia. La otra habla de esperar. Su Palabra es un escudo, una protección, pero para quiénes, para aquellos que esperan en Él.

Toda palabra de Dios es limpia; El es escudo a los que en él esperan.

Proverbios 30:5

Su Palabra es nuestro sustento

Además de ser la luz que ilumina nuestro camino, la Palabra de Dios es la que nos mantiene de pie cada día:

El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

Mateo 4:4

Debemos ser hacedores de su Palabra

No es solamente leer y escuchar, debemos practicar su Palabra, pues, como veremos en el siguiente versículo, el que oye la Palabra, pero además la hace, será comparado con aquel hombre prudente que edificó su casa sobre la roca, la cual resistió los vientos y tempestades.

Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.

Mateo 7:24

Debemos ser hacedores de la Palabra de Dios para permanecer firmes ante todo obstáculo que nos quiera hacer frente.

Santiago también habló de ser hacedores de la Palabra, no solo oidores para que no nos engañemos a nosotros mismos.

Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.

Santiago 1:22

Aquella persona que solo se sienta los domingos a escuchar los sermones y ya, está engañándose a sí mismo, pues escuchar es solo una parte de nuestro deber como cristiano, nosotros debemos también practicar las cosas que aprendemos a través de la Palabra de Dios.

Sus Palabras permanecen para siempre

Todo lo que existe en esta tierra es perecedero, pero Sus Palabras son eternas:

El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

Mateo 24:35

Cómo ser un verdadero discípulo de Cristo

Ya hablamos de leer, escuchar y practicar la Palabra de Dios, pero otra cosa que nos manda es permanecer en ella para ser verdaderamente discípulo de Jesús:

31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos;

32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Juan 8:31-32

Y el gran beneficio de permanecer en su Palabra es que seremos conocedores de la verdad, la cual nos hará libres.

Su Palabra es viva y eficaz

La Palabra de Dios es poderosa, produce cambios en las personas, puede transformar al ser más depravado en una persona recta y humilde.

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

Hebreos 4:12

En el versículo anterior se compara la Palabra de Dios con una espada. Permitamos que, además de ser luz en nuestra vida, la Palabra de Dios sea nuestra arma para vencer al maligno.

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *