El libro de los proverbios nos da enseñanzas sobre diversos temas de la vida, y el tema que escogimos para este artículo es sobre las relaciones entre padre, madre e hijos. ¿Qué nos enseña el libro de los proverbios sobre los padres, las madres y los hijos? A continuación les dejamos los versículos de proverbios donde se habla de los padres, las madres y los hijos organizados por temas.

Obedecer a nuestros padres y madres

Desde el primer capítulo de proverbios se nos hace hincapié en obedecer a nuestro padre y a nuestra madre. Los versículos que mostramos a continuación sobre obedecer a nuestros padres y madres están tan claros que no necesitan explicación:

Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, Y no desprecies la dirección de tu madre;

Proverbios 1:8

Guarda, hijo mío, el mandamiento de tu padre, Y no dejes la enseñanza de tu madre;

Proverbios 6:20

Oye a tu padre, a aquel que te engendró; Y cuando tu madre envejeciere, no la menosprecies.

Proverbios 23:22

Escuchar las enseñanzas de nuestro padre y nuestra madre

Obedecer a nuestros padres tiene sus beneficios, uno de ellos es adquirir sabiduría, así es como comienza el capítulo 4 de proverbios, que nos habla de los beneficios de la sabiduría:

1 Oíd, hijos, la enseñanza de un padre,
Y estad atentos, para que conozcáis cordura.

2 Porque os doy buena enseñanza;
No desamparéis mi ley.

3 Porque yo también fui hijo de mi padre,
Delicado y único delante de mi madre.

Proverbios 4:1-3

Corrección

El siguiente versículo hay que mostrárselo a muchos padres y madres que piensan que la corrección está mal y que hay que aceptarle cualquier cosa a los hijos:

La vara y la corrección dan sabiduría; Mas el muchacho consentido avergonzará a su madre.

Proverbios 29:15

Contraste entre el hijo sabio y el hijo necio

Qué orgullo es cuando un padre y una madre tienen un hijo que no les da dolores de cabeza. Pero qué tristeza es cuando es lo contrario:

Los proverbios de Salomón. El hijo sabio alegra al padre, Pero el hijo necio es tristeza de su madre.

Proverbios 10:1

El hijo sabio alegra al padre; Mas el hombre necio menosprecia a su madre.

Proverbios 15:20

Como vimos en los versículos anteriores, el hijo sabio es la alegría del hogar. Pero aquel que es necio, es tristeza a aquellos que lo engendraron.

Consecuencias de hacer lo malo a tus padres

Si pensabas que no existía gente capaz de hacer daño a su padre y a su madre, debes saber que sí, existe gente que hace tal cosa:

Hay generación que maldice a su padre Y a su madre no bendice.

Proverbios 30:11

Pero tendrán su recompensa de acuerdo a sus actos:

El que roba a su padre y ahuyenta a su madre, Es hijo que causa vergüenza y acarrea oprobio.

Proverbios 19:26

Al que maldice a su padre o a su madre, Se le apagará su lámpara en oscuridad tenebrosa.

Proverbios 20:20

El que roba a su padre o a su madre, y dice que no es maldad, Compañero es del hombre destruidor.

Proverbios 28:24

El ojo que escarnece a su padre
Y menosprecia la enseñanza de la madre,
Los cuervos de la cañada lo saquen,
Y lo devoren los hijos del águila.

Proverbios 30:17

Mucha maldición habrá para aquellos que desprecian el buen consejo de sus padres y les hacen maldad pensando que eso está bien.

La alegría del padre y la madre de un justo

Cuando un padre y una madre tienen un hijo justo, eso es alegría para ellos:

24 Mucho se alegrará el padre del justo,
Y el que engendra sabio se gozará con él.

25 Alégrense tu padre y tu madre,
Y gócese la que te dio a luz.

Proverbios 23:24-25

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

This article has 2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *