¿Por qué somos salvos? ¿Somos salvos porque lo hemos decidido o porque Dios en su misericordia ha decidido salvarnos? Hay algo muy especial que debemos entender sobre la salvación, y es que la salvación es un don de Dios, un regalo que Él nos concede a través de la muerte de su Hijo en la cruz, no porque nosotros lo merecemos, sino por su amplia misericordia para con nosotros.El nuevo testamento nos habla mucho sobre la justificación a través de Cristo, sobre el regalo de la salvación, y siempre hace énfasis en que esto no es algo que se nos ha concedido porque somos buenos, intelectuales, inteligentes o porque tenemos cualquier tipo de talento, sino que se nos ha concedido porque Dios tiene misericordia de quien quiere y damos gloria a Dios porque ha tenido piedad de nosotros.

El apóstol Pablo escribió a Tito:

4 Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres,

5 nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,

Tito 3:4-5

En el verso número cuatro nos habla de ese tiempo en que se manifestó el amor y la bondad de Dios para con los hombres, y ese tiempo es cuando Cristo vino y entregó su vida para justificarnos. Luego en el versículo cinco nos habla de que tenemos un salvador,  y aquí debemos hacer una interesante parada para poder comprender el peso que tiene en sí la salvación. Tenemos un salvador, eso quiere decir que no hemos dependido de nosotros mismos para ser salvos, sino que tenemos y poseemos un salvador, un redentor, alguien que nos rescató y pagó el más alto precio por nuestros pecados.

Nosotros no somos salvos por nuestras buenas obras o porque somos los cristianos más puntuales, no somos salvos por nada de esto sino que tenemos un Salvador y su nombre es Jesucristo. No pudimos salvarnos a nosotros mismos y era imposible que hoy fuésemos cristianos por voluntad propia, por lo cual, necesitábamos un salvador y Él nos salvó de nosotros mismos y de la ira de Dios.

Siempre debemos mantenernos en este pensar, de que hemos sido salvos por la amplia misericordia de Dios hacia nosotros y no por nuestras obras.

This article has 12 Comments

  1. Recordemos que la fe sin obras es muerta, seria bueno complementar el mensaje diciendo que: nuestras obras son el resultado de nuestra fe, son la confirmacion de que nuestra fe no es falsa, sino una fe verdadera, son el resultado de Cristo en mi vida, sino nuestra fe seria como la de los demonios, ellos creen y tiemblan a Dios, pero no hay ningun tipo de obras, leer santiago 2 para entender este punto, de todas maneras excelente palabra para comenzar el Dia.

    1. Hola Yanett ke bueno ke deseas saber mas de jesus yo tambien me interese mucho y comence a buscar mas,ami me gusta mucho escuchar al pastor Alejandro bullon si kieres buscalo en YouTube te va gustar y aprende uno mucho espero k te sirva mi comentario..

  2. Amen, Buenos relatos del señor, mal los argumentos, redunda en lo mismo, repite y se vuelve muy aburrido el argumento que da la persona que explica, sea mas claro y conciso porfavor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *