Las promesas del Señor siempre están en pie, ellas nunca se caen porque Dios no miente, el mantiene su palabra fiel y verdadera. Recordemos que Él es Dios y cumple sus promesas por encima de todos los obstáculos.

Las bendiciones de Dios nunca se terminarán, sino que también traen salvación, pero esto pasa por que confiamos en Él, porque sabemos que Él nunca falla. Dios es real, y así de real es todo lo que el promete.

Jehová te bendiga, y te guarde;

Números 6:24

Dios le habla a Moisés, para que Moisés hablara con Aron y a sus hijos, diciéndole que bendeciría a los hijos de Israel. El pueblo de Israel en ocasiones cuando Dios le hablaba, ellos no creían lo que Dios le decía.

El pueblo de Israel a pesar de todas las maravillas que Dios hacía con cada uno de ellos, seguían con duda, que lo que Dios le había prometido no se cumpliría. Esto era porque ellos querían lo prometido de inmediato, pero recordemos que no es cuando nosotros queramos sino cuando Dios vea que sea su voluntad.

Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti,

y tenga de ti misericordia;

Números 6:25

Estas eran las palabras que Moisés declaraba para su pueblo: “Jehová te bendiga, y te guarde”; Estas son palabras poderosas que salían de la boca de Moisés hacía su pueblo, día tras día ellos veían el sol salir y ocultarse delante de sus ojos, dejándonos dicho que su misericordia estaba con ellos todos los días, todas estas palabras declaradas eran cumplidas por Dios a su tiempo.

Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz.

Números 6:26

Dios le daba paz en cada una de las batallas que se presentaban al pueblo, Él le daba la victoria, nunca sus enemigos vencían, sino que ellos morían o retrocedían, por eso es bueno que esperemos el tiempo de Dios, que seamos obedientes, pacíficos, que cuando pidamos algo sepamos esperar para que así podamos ser salvos y recibir lo que hallamos pedido al Señor.

This article has 15 Comments

  1. Buenos Dias hermano le confieso en este dia que habla pecados. Poe lo cual estas palabras me hicieron arepentirme y Pedro person a nuestro dios .

  2. Al Dios todo poderoso sea la gloria y la honra y en ti mi amado Jesus deposito mi confianza y en tu divina voluntad esperare porque es perfecta y gracias mi Dios por amarme tal como soy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *