La Biblia nos enseña muchísimas veces sobre el amor al prójimo y es bueno que tengamos pleno conocimiento sobre ello. Hoy vivimos en una sociedad muy difícil, personas con mucha malicia, gente que solamente piensan en ellos mismos y en nadie más. Pero, ¿nosotros como cristianos, debemos ser iguales? Absolutamente no, para nosotros hay un camino totalmente diferente a aquellos egoístas, nosotros debemos mostrar el amor de Cristo aun con aquellos que se consideran nuestros enemigos.La Biblia dice:

17 No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres.

18 Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres.

19 No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.

Romanos 12: 17-19

En los versos anteriores el apóstol Pablo habla a los Romanos sobre los deberes cristianos. Aunque el mundo piense que se debe pagar mal a quien nos hace mal, nosotros debemos hacer el bien hasta a los que nos hacen daño.. Aunque el mundo tome la venganza con sus propias manos, nosotros entendemos que la venganza es del Señor y clamamos misericordia por ellos.

Las persecuciones en la iglesia es un tema difícil, pero existe otro tema también difícil  y se trata de nuestros deberes como cristianos, el tener que actuar de una manera contraria a nuestra carne hasta que Cristo sea plenamente formado en nosotros.

Amar a nuestro prójimo es tan importante que todo el cristianismo se resume en amar a Dios sobre todas las cosas y a nuestro prójimo como a nosotros mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *