Un hombre necio es aquel que piensa en hacer maldad, que solo piensa y habla bajo su propia opinión, aquel que siempre está caminando bajo sus mismos pensamientos, y todo lo que hace le parece bien.

En Proverbios 12:14 podemos encontrar esta cita que dice lo siguiente:

Hay camino que al hombre le parece derecho;
Pero su fin es camino de muerte.

Proverbios 12:14

Esto es claro que las personas que practican tal cosa con otras personas las cuales sufren por la maldad de otro, pero Dios que mira todo lo que está a su alrededor y que tiene el control de todo ayuda al justo y le cuida del maligno y de todo aquellos que hacen maldad.

Un día llegará la recompensa de todo aquel que hace iniquidad, de aquellos que hacen sufrir y maltratan a todo aquel que busca la fe del Señor, un día caerán de sus propios pies y morirán, porque su maldad llegó ante la presencia de Dios.

Los labios del necio traen contienda;
Y su boca los azotes llama.

Proverbios 18:6

Sabemos que todo aquel que habla mentira, provoca discusiones y hace que otras personas peleen entre ellos, buscan la forma que todo el mundo estén en desacuerdo. Se mantienen en pleitos y en contiendas.

La boca del necio es quebrantamiento para sí,
Y sus labios son lazos para su alma.

Proverbios 18:7

El necio cree que todo lo que está haciendo está bien a su punto de vista, pero sabemos que no es así, ya que llegará un momento donde eso terminará, todos sus pensamientos del mal se desviarán y caerán sobre ellos mismos.

Las palabras del chismoso son como bocados suaves,
Y penetran hasta las entrañas.

Proverbios 18:7

Muchos conocemos la mentira y tenemos conocimiento que la maldad no se puede hacer, pero a nuestro alrededor tenemos personas que buscan la manera como desviar a los demás a practicar todo lo que a Dios no le agrada, siendo así que todo el que se une a estos hechos y no se aparta del mal, este también recibirá su recompensa, y esto pasará por haber aceptado, por seguir el camino de perdición y de maldad.

This article has 1 Comment

  1. Sabías palabras, el Señor siempre nos da buenos y santos consejos para vivir mejor y para siempre con la salvación que Él nos da.
    Os pedimos Dios-Padre que nos libres de querer o de hacer el mal para así complaceros y honraros, tanto de acto como de intención.
    Amén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *