El camino del evangelio no es tan fácil como vivir una vida normal haciendo lo que nosotros queremos, el camino del evangelio implica muchas cosas, la principal de todas es negarnos a nosotros mismos, a nuestros gustos, y muchas veces a nuestros sueños, porque de esta manera enseñamos al mundo que no tenemos nada que ver con este lugar temporal, sino que esperamos una ciudad celestial, cuyo artífice y arquitecto es Dios.

No solamente fuimos llamados para ocupar un lugar más en la iglesia, sino que hemos sido llamados para permanecer en Dios, en sus enseñanzas, vivirlas y de esta manera estar firmes para cuando lleguen esos momentos difíciles en la vida cristiana. No es como muchas personas pintan hoy un evangelio moderno, sino que se trata del evangelio de la cruz queridos hermanos, de sufrir por Él y vivir para Él.

27 Pero la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en él.

28 Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados.

29 Si sabéis que él es justo, sabed también que todo el que hace justicia es nacido de él.

1 Juan 2:27-29

La doctrina bíblica es una parte esencial de la vida cristiana y precisamente de esto nos habla el apóstol en estos versos. La manera de nosotros permanecer en Dios es guardando su Palabra, pero para nosotros poder guardarla tenemos que estudiarla.

La Biblia dice que toda la Palabra de Dios es útil para enseñar, para corregir, para reprender, para redargüir. La Palabra de Dios es útil para hablarnos en nuestros momentos duros, para hacernos volver al camino, para mantenernos firmes en el día malo.

Permanezcamos en Cristo y su Palabra, para cuando llegue aquel día en que el Hijo de Dios se manifieste, podamos irnos juntamente con Él y vivir toda una eternidad diciendo Santo Santo, Santo es el Señor.

This article has 1 Comment

  1. La Santa Biblia viene de Dios, Él es su Único Autor y es perfecta, buena y eterna porque ha salido del Señor.
    Te damos gracias Padre-Señor por este regalos inapreciable que nos da fuerzas cada día junto al Espíritu Santo
    Aleluyah
    Gloria a Jesucristo
    Amén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *