Solo hay uno al cual debemos honor, gloria, majestad, y alabanza por los siglos de los siglos, nuestro Dios soberano nos dio a su hijo para ser salvos por su gran sacrificio por toda la humanidad.

Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo,

y le dio un nombre que es sobre todo nombre,

Filipenses 2:9

Es importante ver esta hermosa expresión como este autor habla de Jesús diciendo que el Dios todo poderoso le dio nombre y le exaltó, y le puso en el lugar correcto y aunque muchos le despreciaron.

Muchas personas despreciaban al que todo lo puede, al que todo lo hace posible: Dios Todopoderoso. La gente le murmuraba, le golpeaba y blasfemaba contra él. Pero Dios, viendo todo esto, quiso que su único hijo muriera por toda la humanidad con el fin de que seamos salvos.

para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos,

y en la tierra, y debajo de la tierra;

Filipenses 2:10

Pero recordemos algo y es que toda rodilla se doblará ante su gran majestad y poder, porque Él es digno de todo honor e imperio. Dios tiene el control de todas las cosas. Porque por Él son hechas y están sobre las palmas de sus manos.

Su poder es tan grande que no soportamos verle cara a cara, Él es el todo, a Él sea la gloria para siempre. Toda la tierra está llena de su gloria, la naturaleza anuncia su gran poderío porque aun ella pronuncia su gran nombre por todas partes.

El cielo es como las palmas de su mano, la tierra se rinde ante él, el mar tiembla ante su gran mirada, los animales corren cuando sienten su voz estremecedora, los abismos exaltan su poderío, el infierno se arrodilla ante el soberano, la muerte se detiene y tiembla ante su majestad, los demonios huyen de su presencia, y todas las demás cosas que existen y que no fueron mencionadas, se doblarán y no soportarán su gran poder, y toda la humanidad doblará sus rodillas ante Dios.

y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor,

para gloria de Dios Padre.

Filipenses 2:11

Es de mayor importancia que todo el tiempo reconozcamos que Dios es el Todopoderoso, y que su nombre debe ser exaltado por todos los lugares. Así que, si estás fuera alabando su santo nombre, entonces le sigas adorando y que todo aquel que no le reconoce, se acerque ante el Dios fuerte y maravilloso y rinda honor, adoración al que vive y reina por toda la eternidad amén.

This article has 2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *