Cuando hablamos oración sincera, nos referimos a que nuestra oración debe de ser de corazón, porque a veces nos encontramos con personas que quieren dar a notar lo que hacen y esto es para vanagloriarse ante los demás.

Veamos una definición de la palabra “sinceridad”:

Del latín sinceritas, sinceridad es el modo de expresarse sin mentiras ni fingimientos. El término está asociado a la veracidad y la sencillez Por ejemplo: “La sinceridad es un valor muy apreciado en esta empresa”, “El jugador volvió a hacer gala de su sinceridad y reconoció que está jugando por debajo de su nivel”, “Si hubieras hablado con sinceridad, tu pareja no te habría dejado”.

La siguiente cita bíblica es nos da a entender que todo lo que hagamos debe ser para la gloria de Dios, y no para nosotros nosotros mismos.

Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.

Mateo 6:5

Jesús le hablaba muy claro a los escribas y fariseos, y en esta ocasión les dice muestra que la gloria solo es para Dios. Los escribas y fariseos amaban manifestar sus obras delante de todos para ser vistos por todo el mundo. Ellos acostumbraban a orar en sitios públicos, no para glorificar a Dios, sino para ser vistos y alabados por las personas.

Es bueno, que cuando vayamos a hacer algo lo hagamos para que Dios se glorifique en nuestras vidas. Pero si nos enfocamos en hacer las cosas para que los demás nos vean y nos alaben, pues no servirá de nada lo que estábamos haciendo. Entonces de nada nos valió durar 20, 30, 40 años en los caminos del Señor solo buscando nuestra gloria.

La Biblia nos insta a ser sabios, y que lo que hagamos lo hagamos con sabiduría.

Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Mateo 6:6

Es de gran importancia que evitemos ser como los escribas. Sabemos que el Señor es fiel y justo, nos dice: que lo que nosotros hacemos en secreto nuestro Padre nos lo recompensará en publico, y esto es lo que nosotros debemos de creer, que Dios cuando promete cumple como lo dice en su Palabra.

 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.

No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.

Mateo 6:7,8

Es importante saber que el mismo Señor nos habla de estas cosas que pasan, en esto debemos de tener mucho cuidado y no ser semejantes a ellos como lo está diciendo Jesús, y debemos escuchar estas palabras dichas por Él, Por que Él conoce todas las cosas, incluso hasta lo que necesitamos.

Y como Él conoce nuestras necesidades, debemos evitar hacer vanas repeticiones. Dios se encarga de todo lo que nos hace falta. Es verdad que debemos orar, pero sin repetir tanto.

La oración sincera hacia Dios, nos ayuda cada día a serle fiel, mas a veces es difícil pasar por una situación donde nuestra fe mengüe. Debemos creerle a Dios de que el va a suplir todas nuestras necesidades. Y nos fortalecerá en momentos de debilidad, en los cuales nos faltará alimento, vestido, y hasta un ser querido. Seamos sinceros con Dios hasta que él venga por nosotros en el día de su venida.

Compártelo:

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *