Mas Jehová fue mi apoyo en el día de mi quebranto

¿Quién más estuvo conmigo el día de mi quebranto sino solo Tú Señor?. Tú siempre has sido mi sustento, mi refugio, mi roca, mi apoyo. Es por esto mismo que David menciona las siguientes palabras en un cántico luego de haber sido librado de la mano de todos sus enemigos:

Me asaltaron en el día de mi quebranto; Mas Jehová fue mi apoyo,

2 Samuel 22:19

Ciertamente llegarán días malos a mi vida pero yo sé que Tú estarás a mi lado ayudándome a pelear y dándome la victoria. Cuando llegue ese momento, ayúdame a recordar que estás ahí, no dejes que la duda invada mi mente, permite que yo recuerde que Tú eres mi apoyo, que estás conmigo y me darás la salida.

En versículo que vimos anteriormente podemos notar dos partes muy importantes. La primera es “Me asaltaron en el día de mi quebranto”, esta es una expresión que podemos tomar pensando en que en el peor día de David sus enemigos fueron contra él. Muchas veces nos pasa lo mismo, que cuando pensamos que las cosas no pueden ir peor, entonces llega otra lucha.

La segunda parte dice “Mas Jehová fue mi apoyo”, dando a entender, que aunque todo iba de mal a peor, Dios llegó en su auxilio. Así mismo llega el Señor a nuestras vidas, cuando nos sentimos desamparados, cuando pensamos que vamos a ser consumidos y que ya no podremos más, entonces llega Jesús con su mano amiga y nos da la victoria.

Nuestro consejo en este momento es que no dejemos de confiar en Dios, su mano estará siempre ayudándonos para que podamos vecer. No desmayes, no te canses, sigue peleando, que tu galardón será grande.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *