0Shares
0

Orando por la ayuda de Dios

A Ti Señor me inclino y hago esta oración para que me ayudes en los momentos de angustia, mi corazón está afligido, por eso solo vengo a Ti porque Tú eres mi Ayudador, cuando clamo a Ti Tú me respondes y sacas mi corazón de las aflicciones.

Oh Señor, ¿quién como Tú? Eres quien da nueva fuerzas a mi espíritu, eres quien me llena de sabiduría para que pueda continuar hacia adelante, eres mi salvador y mi refugio.

¿A quién iré Señor sino a Ti? ¿En quién confiaré sino en Ti? ¿Quién me levanta cuando no tengo fuerzas? ¿Quién es que viene en mi socorro cuando estoy siendo atacado?. Por eso solo confío en Ti mi Dios, por eso todos mis clamores van dirigidos hacia a Ti Señor.

Exhortación a confiar en Dios

Hermanos, siempre confiemos en nuestro Dios, solo a Él podemos ir con nuestras oraciones, no hay nadie como Él, no hay nadie más que pueda atendernos como Él. Nuestro pronto auxilio viene de nuestro Dios.

Hay un ejemplo de un gran hombre que pedía ayuda a Dios con sus palabras, que le protegiera y sanara su corazón, porque estaba afligido.

1 A ti clamaré, oh Jehová. Roca mía, no te desentiendas de mí, Para que no sea yo, dejándome tú, Semejante a los que descienden al sepulcro.

2 Oye la voz de mis ruegos cuando clamo a ti, Cuando alzo mis manos hacia tu santo templo.

Salmos 28:1-2

Como podemos observar en los versículos anteriores, el salmista David pedía a Dios a través de sus súplicas, pedía a Dios por ayuda, y por medio de alabanzas exaltaba a Dios porque sabía que solo Dios podía ayudarlo en medio de su situación.

Palabras finales

Solo Dios es quien puede ayudarnos. A veces vamos buscando ayuda en los demás seres humanos y en métodos naturales y no encontramos nada y dejamos la ayuda de Dios para último, es decir, cuando ya no quedan opciones ahí es que nos acordamos de Él y esto no debe ser así, Dios no debe ser nuestra última opción, Él debe ser nuestra primera opción.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos:
0Shares
0

This article has 1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *