Una fe inquebrantable

Fe inquebrantable es lo que poseen aquellos que aún en los momentos críticos que se presentan cada día, siguen agarrados de la roca firme que es nuestro Dios.

Al tener fe inquebrantable, nos mantenemos firmes todo el tiempo, con regocijo y con anhelo de adorar el nombre del Señor, agradeciendo por todos los momentos de angustia de podamos vivir, esta fe nos sustenta, nos da nuevas fuerzas, nos llena de valor para así poder enfrentar nuestros temores y poder vencer en el nombre del Señor.

Esta fe inquebrantable nos ayuda tanto, que aunque nos despidan de nuestro empleo, alabemos el nombre del Señor, que aunque nos quiten la casa, esta fe seguirá firme en nuestras vidas. En verdad esta es una fe inquebrantable.

Por eso es bueno que si no tienes esta fe, te arrodilles y pidas al Señor que te ayude a tener esta fe inquebrantable, esta fe que no se cae pase lo que pase, porque esta fe fue dada por nuestro Dios creador de todas las cosas.

Es importante tener fe, ya que sin ésta es imposible agradar a Dios, es tal como nos dice la misma Biblia, por la fe creemos en nuestro Señor, que aunque no le hemos visto, podemos sentirle, escucharle, y ver la manifestación de la naturaleza anunciando Su gran poder y autoridad.

Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra.

Santiago 1:6

El apóstol Santiago no se equivoca al sugerir que cuando pidamos algo, que sea con fe y sin dudar. ¿Qué pasa con aquel que duda? Santiago nos dice que tal persona es como las olas del mar, que son arrastradas por el viento de aquí para allá. Podríamos decir entonces que una persona que duda es una persona que no permanece, sino que es arrastrado.

Otro versículo muy importante respecto al tema de la fe lo encontramos en Hebreos:

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

Hebreos 11:6

¿Cómo puede una persona sin fe agradar a Dios? Pidamos cada día a Dios que fortalezca nuestra fe y que nos ayude a confiar y a creer en Él cada día más.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos:

1 comment on “Una fe inquebrantable

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *