Ni enfermedades, ni terremotos, ni las violencias no nos podrán preocupar

Los malos tiempos no nos deben preocupar, en que las cosas van mal, es mejor que nos preocupemos porque Cristo venga y porque nuestras vidas estén seguras en Su camino. Por eso es bueno que día a día podamos confiar en el Señor.

Demos gracias por cada nuevo día porque cada día la venida del Señor está más cerca. Muchos se alarman cuando escuchan sobre rumores de guerras, desastres naturales, crecimiento en la violencia, etc, pero la Biblia habla acerca de esto:

6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.

7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.

8 Y todo esto será principio de dolores.

Mateo 24:6-8

Jesús habla de estas señales y nos dice que esto solo será el comienzo de dolores aún mayores. Sin duda alguna, Jesús nos advierte que debemos estar preparados, pero ante todo confiando en Él, cumpliendo con Su palabra.

La venida de Cristo está cada vez más cerca. Estemos preparados para cuando llegue ese gran día.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

1 comment on “Ni enfermedades, ni terremotos, ni las violencias no nos podrán preocupar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *