La paga del pecado es muerte

Es claro que cada día debemos andar bajo la cobertura de nuestro Señor, pidiendo cada día nuevas fuerzas para seguir adelante el camino de nuestro Señor Jesús.

Siempre tendremos luchas, siempre seremos acosados por el diablo con sus intenciones de que siempre le fallemos a Dios y buscará la forma para que siempre estemos a merced del pecado. Por eso, ya que fuimos liberados del pecado, seamos santo todos los días.

Cuidémonos de toda contaminación, ya que la misma Biblia dice que la paga del pecado es muerte, por eso después que ya somos libres, no podemos volver al mismo camino que vivimos anteriormente porque ya somos luz y debemos seguir en esa luz.

21 ¿Pero qué fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte.

22 Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.

23 Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

Romanos 6:21-23

Cuando una persona es nacida en Cristo, las cosas que hacía en el mundo de pecado ya les avergüenzan, porque es una persona que ha sido libre del pecado y ahora le sirve a Dios, pues muestra fruto de santificación para vida eterna, y esa vida eterna, es la recompensa de una vida santa.

Pero, ¿cuál es la recompensa del pecado? El versículo 23 de Romanos 6 dice que es la muerte. Así que, sigamos adelante, resistamos, venciendo todo obstáculo y toda prueba, sigamos una vida santa como Dios nos exige y tendremos esa gran recompensa de la vida eterna.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

1 comment on “La paga del pecado es muerte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *