Seguridad de Dios para Israel

Isaías 41 nos habla de esa seguridad que Dios le dijo al pueblo de Israel que debían tener, esa seguridad de que Dios estaría con ellos y que no tenían que temer a las demás naciones.

Veamos:

1 Escuchadme, costas, y esfuércense los pueblos; acérquense, y entonces hablen; estemos juntamente a juicio.

2 ¿Quién despertó del oriente al justo, lo llamó para que le siguiese, entregó delante de él naciones, y le hizo enseñorear de reyes; los entregó a su espada como polvo, como hojarasca que su arco arrebata?

3 Los siguió, pasó en paz por camino por donde sus pies nunca habían entrado.

4 ¿Quién hizo y realizó esto? ¿Quién llama las generaciones desde el principio? Yo Jehová, el primero, y yo mismo con los postreros.

Isaías 41:1-4

El profeta comienza hablando a las demás naciones, pues, cuando se refiere a «costas» es como si quisiera decir «islas» o «naciones lejanas». Es como llamar a todas las naciones alrededor para que den explicación de su desvío, idolatría, etc. ¡Vengan y expliquen por qué ponen su confianza en otros dioses!

Luego continúa hablando de eventos importantes que han acontecido en la humanidad, queriendo decir que por la mano de Dios es que han pasado esas cosas.

Lo notable en estos versos es que existe un solo Dios en el cual confiar, quien es que permite todas las cosas.

Israel debía saber que contaban con ese Dios y que no debían temer de las demás naciones, y de la misma manera Dios ha prometido estar con nosotros todos los días, hasta el final de los tiempos.

Para finalizar, Dios les dice unas palabras increíbles en el verso 10, y deberíamos hacerlas nuetras:

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

1 comment on “Seguridad de Dios para Israel

  1. 08-19-2020
    Buen día!
    Que lindo texto Isaías 41:10 una gran promesa de nuestro Señor.
    “No temas, porque yo estoy contigo, no desmayes porque yo soy tu Dios, que te esfuerzo; siempre te ayudaré, Siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.”
    Gracias Mi Dios por amarnos, por tus grandes promesas y por cumplirlas. Amén, Amén y Amén.
    Feliz día! Dios les cuide y bendiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *