No hay nadie como Tú Señor

En el segundo libro de Samuel capítulo 7 Dios envía a un profeta a darle buenas palabras al rey David y a la vez afirmar su reinado, estableciendo que su hijo edificaría la casa del Señor. David estaba gozoso en gran manera al escuchar estas palabras, pues Dios había sido bueno y misericordioso con él.

Luego de las palabras que Dios le dio a David, este agradeció a Dios de la siguiente manera:

22 Por tanto, tú te has engrandecido, Jehová Dios; por cuanto no hay como tú, ni hay Dios fuera de ti, conforme a todo lo que hemos oído con nuestros oídos.

23 ¿Y quién como tu pueblo, como Israel, nación singular en la tierra? Porque fue Dios para rescatarlo por pueblo suyo, y para ponerle nombre, y para hacer grandezas a su favor, y obras terribles a tu tierra, por amor de tu pueblo que rescataste para ti de Egipto, de las naciones y de sus dioses.

24 Porque tú estableciste a tu pueblo Israel por pueblo tuyo para siempre; y tú, oh Jehová, fuiste a ellos por Dios.

2 Samuel 7:22-24

David no utilizó sus palabras para expresar cuán grande fue como rey, pues, este sabía que todo lo que había logrado venía de la mano de Dios; desde aquellos osos y leones que él derrotaba siendo un simple pastor de ovejas, o ese gigante que atemorizaba al pueblo de Israel, al cual derrotó con una piedrecita, todas esas batallas, simples o grandes fueron ganadas porque la mano de Dios estaba sobre David.

Si algo David tenía seguro era que no había otro Dios, y lean detenidamente estas palabras: “Por tanto, tú te has engrandecido, Jehová Dios”. Oh amado lector, deberíamos entender que todas las grandes cosas que suceden no son nuestras obras, sino Dios mostrando su poderío. Que nosotros no merecemos mérito alguno, sino que toda la gloria y la honra debe ser única y exclusivamente para Dios.

El rey también reconocía la forma en la que Dios había apartado a Israel para Él como pueblo amado. Y gloria damos a Jesucristo que nos ha hecho pueblo suyo, y ha firmado un nuevo pacto, donde nosotros también somos Su pueblo y Él es nuestro Dios.

Escucha esta hermosa alabanza:

Escucha esta hermosa alabanza:

3 comments on “No hay nadie como Tú Señor

  1. Buen día!
    Toda la gloria y reconocimiento paran Dios!
    Alabado y glorificado sea su nombre por sobre toda la tierra!
    Amen, Amen y Amen.
    Feliz Sábado!
    Alabemos a Dios en su día!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *