La promesa del Espíritu Santo

En el libro de Juan capítulo 14 Jesús prometió que no dejaría solos a sus discípulos, sino  que les enviaría al Consolador, al Espíritu Santo, el cual iba a estar con ellos todos los días.

Lo primero que debemos saber es que Dios cumple sus promesas, y esta gran promesa la vemos cumplirse en el libro de Hechos, pero antes de cumplirse Jesús les recordó que eso iba a suceder:

6 Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?

7 Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad;

8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Hechos 1:6-8

Los que estaban allí reunidos tenían una pregunta que les causaba mucha curiosidad e intriga, y era acerca de la restauración de Israel. De la misma manera nosotros también tenemos ciertas preguntas y necesitamos una respuesta, pero no nos terminamos de dar cuenta que esas cosas no son las que merecen atención en el momento.

Y es por eso Jesús les dijo que a ellos simplemente no les tocaba el saber esas cosas. En cambio, en el siguiente versículo les revela algo mucho más importante que esa pregunta, y es la promesa del Espíritu Santo, y que ellos le serían testigos en todas las naciones.

A veces queremos saber muchas cosas, tales como el significado de las trompetas del Apocalipsis, de los caballos, etc. Pero tenemos cosas frente a nuestros propios ojos, a las cuales deberíamos prestarles mucha atención y no lo hacemos.

Oh querido amigo, tenemos la promesa del Espíritu Santo, y Jesús ha prometido estar con nosotros hasta el fin. Que esto nos sirva de aliento en estos días y que podamos estar firmes en Él.

Escucha esta hermosa alabanza

Escucha esta hermosa alabanza

1 comment on “La promesa del Espíritu Santo

  1. Buen Día!
    Señor, gracias por haber enviado al Espíritu Santo para que esté a nuestro lado.
    Ayúdanos a escuchar su vos y hacer conciencia de nuestras acciones para poder corregir nuestros errores y poder cambiar el trayecto de nuestra vida.
    Feliz Sábado!
    Alabado sea Dios por sobre toda la tierra en su día. Amen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *