Mata y come: ¿Podemos comer de todo?

Las personas utilizan una visión que tuvo Pedro para decir que se puede comer de todo, sin excepción alguna. El pasaje bíblico que utilizan es el siguiente:

10 Y tuvo gran hambre, y quiso comer; pero mientras le preparaban algo, le sobrevino un éxtasis;

11 y vio el cielo abierto, y que descendía algo semejante a un gran lienzo, que atado de las cuatro puntas era bajado a la tierra;

12 en el cual había de todos los cuadrúpedos terrestres y reptiles y aves del cielo.

13 Y le vino una voz: Levántate, Pedro, mata y come.

14 Entonces Pedro dijo: Señor, no; porque ninguna cosa común o inmunda he comido jamás.

15 Volvió la voz a él la segunda vez: Lo que Dios limpió, no lo llames tú común.

16 Esto se hizo tres veces; y aquel lienzo volvió a ser recogido en el cielo.

Hechos 10:10-16

Si tomamos esas palabras literales, sin ver lo que hay antes o después de ese pasaje, podríamos concluir que se puede comer de todo, porque lo dice claro. Pero, ¿podemos tomar las palabras de esta visión de manera literal?. Déjame decirte que ni el mismo Pedro, quien vio esto y escuchó estas palabras se lo tomó literal, sino que estaba pensando qué podría significar esta visión:

Y mientras Pedro estaba perplejo dentro de sí sobre lo que significaría la visión que había visto, he aquí los hombres que habían sido enviados por Cornelio, los cuales, preguntando por la casa de Simón, llegaron a la puerta.

Hechos 10:17

Una de las principales claves para entender un pasaje bíblico (y aquí es donde la mayoría de la gente se pierde) es leer el capítulo completo, y, si es necesario, el capítulo anterior y el capítulo siguiente para entender mejor el panorama y entender mejor a qué se refiere realmente el pasaje que queremos interpretar.

Los versículos 1 al 8 de Hechos 10 nos hablan de Cornelio, un centurión temeroso de Dios que ayudaba a la gente. Este tuvo una visión donde un ángel le decía que sus oraciones y limosnas habían llegado donde Dios. El ángel le dijo a Cornelio que mandara a buscar a Pedro con unos hombres.

Volvamos al versículo 17 que vimos anteriormente, donde Pedro meditaba sobre el significado de la visión. En ese justo momento llegaron los hombres enviados por Cornelio. Luego el Espíritu le habló a Pedro:

19 Y mientras Pedro pensaba en la visión, le dijo el Espíritu: He aquí, tres hombres te buscan.

20 Levántate, pues, y desciende y no dudes de ir con ellos, porque yo los he enviado.

Hechos 10:19-20

Estos hombres le hablaron a Pedro sobre Cornelio y le contaron su visión y las instrucciones del ángel que lo mandó a buscar. Al día siguiente Pedro se fue con ellos a casa de Cornelio y allí se reunió con muchos otros extranjeros más y Pedro dijo:

28 Y les dijo: Vosotros sabéis cuán abominable es para un varón judío juntarse o acercarse a un extranjero; pero a mí me ha mostrado Dios que a ningún hombre llame común o inmundo;

29 por lo cual, al ser llamado, vine sin replicar. Así que pregunto: ¿Por qué causa me habéis hecho venir?

Hechos 10:28-29

Preste especial atención a esta frase del versículo 28 que aquí es donde está la clave para entender la visión de Pedro: “Vosotros sabéis cuán abominable es para un varón judío juntarse o acercarse a un extranjero”. Los judíos no se podían juntar con extranjeros. Sin embargo, Pedro accedió a juntarse con ellos, ¿sabes por qué? La respuesta está en la segunda parte del verso 28 y es la interpretación de la visión de Pedro, la cual comprendió al llegar a reunirse con esta gente: “pero a mí me ha mostrado Dios que a ningún hombre llame común o inmundo”.

La visión de Pedro no era sobre comida. Esto lo confirmamos nuevamente cuando Cornelio le contó su visión a Pedro y Pedro respondió:

34 Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas,

35 sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justicia.

Hechos 10:34-35

Prestemos también atención a esta parte del versículo 35: “Dios no hace acepción de personas”. Luego de esta introducción Pedro comenzó a dar un discurso hablando de cómo Dios lo envió a predicar y cómo se esparcía el mensaje de la Palabra de Dios por todos los lugares. Mientras Pedro hablaba sucedió algo maravilloso:

44 Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso.

45 Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo.

46 Porque los oían que hablaban en lenguas, y que magnificaban a Dios.

Hechos 10:44-46

Los gentiles recibieron el Espíritu Santo y hablaron lenguas. Esto era algo que los judíos no se imaginaban y no podían entender, pues quedaron atónitos al verlo suceder.

47 Entonces respondió Pedro: ¿Puede acaso alguno impedir el agua, para que no sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo también como nosotros?

48 Y mandó bautizarles en el nombre del Señor Jesús. Entonces le rogaron que se quedase por algunos días.

Hechos 10:47-48

Hasta el bautismo en agua recibieron los gentiles aquel día. Y de eso es que trata la visión de Pedro. Dios no hace acepción de personas. Las buenas nuevas del evangelio y el Espíritu Santo son para todos “Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Gálatas 3:28).

Lea nuestro artículo más reciente:

1 comment on “Mata y come: ¿Podemos comer de todo?

  1. Siempre me ha gustado. Este pasaje bíblico por que muchos no lo termina de leer y lo mal interpretan. Dios siempre quiere que el creyente no se pierda. Lo que Dios un dia Dio por ley lo hizo con el fin de que el ser humano se mantenga firme creyendo en su palabra. A fin de cuidarlo cpnfome a su voluntad. El violar la leyes alimenticias nos podrían matar y así Satanás terminar de destruir eministerio de Dios.
    El propósito de Dios que tiene para nosotros. Hoy en día aún las carnes han sido adulteradas. Con el fin de producir más y que el comercio crezca. Dios no guarde y nos cuide . Dios los bendiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *