He caído en inmoralidad sexual, ¿me seguirá amando Dios?

Recientemente un hermano me escribió a mi cuenta de Facebook, diciéndome que le ha fallado ha Dios, que ha caído en pecado sexual y que no sabe cómo salir de esto. Y me ha interesado compartir por este medio algunas palabras sobre este tema, porque sé que muchos jóvenes en nuestras iglesias están batallando con pecados sexuales y están envueltos de tal manera que no saben cómo van a salir de allí.

Muchos de estos jóvenes caen en un estado depresivo, porque creen que Dios ya no los va a perdonar o que ya Dios no les amará, lo cual no es cierto, puesto que tenemos un abogado que nos ama y que nos justificó en la cruz a través de su muerte. Mas aquí existe un “pero”, puesto que tampoco podemos creer que se puede pecar sexualmente cada momento y pedir perdón a Dios una y otra vez.

Lo cierto es que Dios es poderoso ha de mantenernos firmes hasta el día de la venida de su Hijo Jesucristo.  Hay una cosa que nos hace pecar constantemente y que nos aleja de Dios y es cuando perdemos el gozo de la salvación. En algún momento David perdió ese gozo y terminó haciendo cosas de las cuales se deprimió y se arrepintió. Un ejemplo es la oración pidiendo perdón que hace a Dios en el Salmo 51, pues antes de eso David había cometido asesinato, adulterio (pecado sexual), etc.

Todo esto sacudió la vida de David, pero note algo, David caminó por un tiempo pecando una y otra vez, al parecer sin importarle lo que piense Dios al respecto, pero David había cometido tantos pecados porque había perdido el gozo de la salvación. Oh querido joven que te encuentras en pecado sexual, quizá tú problema ha sido que has perdido también ese gozo, pero te tengo una gran noticia y es que Dios te está confrontando para que recuperes el gozo.

David en su momento de desesperación, arrepentido, dijo a Dios:

10 ¡Crea en mí, Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí!

11 No me eches de delante de ti y no quites de mí tu santo espíritu.

12 Devuélveme el gozo de tu salvación y espíritu noble me sustente.

Salmo 51:10-12

Es la oración perfecta en este momento para pedirle a Dios que te haga recto delante de Él, para pedirle que no quite de ti su Santo Espíritu, que te devuelva el gozo de la salvación.

Otra cosa es que muchos, aún luego de dejar el pecado sexual y ser perdonadas por Dios, tienen sus mentes llenas de acusaciones que no les dejan estar gozosos delante de Dios y hasta sienten que Dios no les ha perdonado. Recuerdo una vez, un amigo que cayó en pecado sexual y jamás volvió a la iglesia porque pensaba que Dios no le había perdonado por lo cometido.

La otra buena noticia es que tenemos un abogado:

1 Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.

2 Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.

1 Juan 2:1-2

Ya lo hemos leído, si hemos pecado tenemos un abogado que murió por nosotros en la cruz, que es la propiciación misma por nuestros pecados, el cual clavado en una cruz perdonó esos pecados sexuales, los cuales Dios ya te perdonó y sigues creyendo que no.

Querido lector, solo nos resta una cosa y es que si somos perdonados, entonces ya no caigamos más en ese pecado sexual, entonces busquemos más a Dios, no dándole cabida al enemigo para que nos entretenga lejos de Dios. Dios es nuestro amparo y fortaleza y ha prometido estar con nosotros hasta el fin.

Nuestro último video

¿Pueden cantantes famosos recién convertidos tomar oportunidades de una vez?

2 comments on “He caído en inmoralidad sexual, ¿me seguirá amando Dios?

  1. Gracias Señor pir tu misericordia, tu provisión y tu gran amor para tu pueblo amado, gracias… mi Alma te Alabama y bendice tu Santo y bendito nombre, aleluya amen… Gracias…

  2. Un gran tema: por creo que su mayoría de la gente incluyendome ha sido un alimento o más bien un parásito en nustras vida lo digo así por que este pecado ya lo estamos viendo normal lo cual no es así. Ya las iglesias algunos pastores se alargan de tener dos esposas. Yo estuve viviendo informalmente. No Con dos esposas. Pero si nos vamos a los pensamientos de Jesucristo creo que la mayoría de las personas hemos fornicado ya que hemos deseado personas con nuestra mente. Yo estuve en ese oyó oscuro el cual me ha costado salir los malos pensamientos llegan y esto te hacen actuar pero EL ESPÍRITU SANTO nos redargulle. Es el tiempo de parar con este pecado orando. La oración no sólo es para dargracias, o para pedir. la oración tambien es para fortalecerno . y cuando nos sentimos desmayar hay que orar para que Dios nos fortalezca. Yo en ocasiones oro la oración del padre nuestro . y es así que me olvidó de lo malo que podría pasar. Dios los bendiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *