¿Cuántas estafas de pastores podemos contar en estos últimos años? Lo cierto es que son muchas, y todas estas estafas arraigadas a la doctrina de la prosperidad, con frases soberbias como: “Mientras más das más bendiciones recibirás de Dios”, “Dios bendice al dador alegre”, “hay que dar para recibir”, entre muchas otras.  Dirás: “Solo un ingenuo creería eso”. En cierta medida, solo alguien que no se ha quitado su ingenuidad con la Palabra de Dios puede terminar cayendo en tales cosas.
El apóstol Pablo dijo:

Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar.

1 Corintios 14:20

Lo cierto es que la única forma de no caer en estas estafas es descubriendo lo que dice la Palabra de Dios, ya que son miles y miles que caen en estos juegos de estos hombres amadores del dinero.

“Por cada mil dólares matas a un gigante”, esta es la famosa frase con la que un pastor insta a sus miembros a ofrendar, con la excusa de que con ese dinero se comprará un estadio para tener una mega iglesia.  También el pastor Santana decía: “A más gigantes derrotados, más metros cuadrados divinos”. Sin embargo, ha pasado el tiempo y dichos miembros no han visto la promesa del estadio de su pastor.

Al ver pasar el tiempo y no ver lo prometido, la congregación se ha sentido defraudada y muchos de sus miembros piden que se les regrese su dinero, ya que muchos de ellos hasta mataron dos gigantes, lo que significa que dieron dos mil dólares.

Sin duda alguna, este caso ha ido a la corte, por la estafa tan grande de este pastor, aunque el mismo aún dice que no es una estafa, sin embargo, miembros de la iglesia preguntan: ¿Si no se pudo comprar el estadio, qué hizo con el dinero?

Aquí debajo te dejamos un vídeo donde podrás ver algunos de los casos ocurridos:

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *