Aquellos que reciben los mandamientos del Señor serán librados, mas todos los que no estén atentos tropezaran y no podrán levantarse, porque estos solo pensaron en hacer lo que entendían que les convenía.

Salomón, escritor del libro de Proverbios, hombre sabio y entendido, decía estas palabras inspiradas. hablando de todos los que tenían un corazón sabio: No tropezarían porque ellos mirarían primero la piedra antes de cruzar, mas aquellos que rechazan la sabiduría caerían por ignorar aquellas palabras que los podrían ayudar a ver el obstáculo que apareciera delante de ellos.

Muchos se creen que son los más sabios, pero se equivocan, porque con sus propios pensamientos caen al vacío.

El sabio de corazón recibirá los mandamientos; Mas el necio de labios caerá.

Proverbios 10:8

Por ser sabio y no en tu propia opinión, Dios te permitirá recibir sus mandamientos que te enseñarán acerca de todo lo bueno que habita en Él.

Pero aquella persona necia verá el mal y no se apartará, porque para esa persona el mal es algo normal. A estos necios no les importa hacer lo que les plazca. Por eso es muchos se pierden en el camino, porque no son humildes ni practican lo bueno.

Actuemos con rectitud de corazón, que esa sabiduría que viene de Dios siempre se matenga firme en nosotros, que nunca sea rechazada por nuestros corazones, sino que la hagamos nuestra cada día.

Continuemos atentos a todo lo que Dios nos ordene, mantengamos la humildad, que nuestro corazón esté dispuesto a ser obediente en todo lo que Dios deposite en nosotros.

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *