Siempre debemos ser buenas personas con los demás, es decir, ser bondadosos, porque no sabemos si un día podremos necesitar de algo o de alguien en caso de encontrarnos en alguna situación.

La Palabra de Dios nos manda a ser buenas personas, que si vemos a alguien enfermo o necesitado, ayudarlo, y es bueno que siempre seamos buenos samaritanos. Por eso te traemos 7 Cosas sobre la historia del buen samaritano.

1- Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó

El protagonista de esta historia venía desde Jerusalén hasta Jericó

Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó,

Lucas 10:30 (a)

2- El hombre fue asaltado

La Biblia relata que este hombre que salió de Jerusalén a Jericó se encontró con ladrones los cuales le dejaron golpeado y le despojaron de sus pertenecías. Este hombre estaba allí casi como muerto.

Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de ladrones, los cuales le despojaron; e hiriéndole, se fueron, dejándole medio muerto.

Lucas 10:30

3- Fue dejado como muerto

En la parte final de Lucas 10:30 dice que los ladrones dejaron al hombre como muerto.

4- No había nadie. Estaba solo

Dios conoce cada de una de nuestras intenciones, este hombre a pesar de que estaba golpeado y muy maltratado él quizás pensó que era su ultimo día. Pero Dios envió a alguien en su socorro.

5- Un levita le vio tirado y golpeado y no le ayudó

La Biblia dice que de camino pasó un levita y vio a este hombre tirado, pero este levita vio a este hombre herido y pasó de largo y no le ayudó. Estas cosas suelen pasar muchas veces. Jesús dice estas palabras para este hombre que era intérprete de la ley y para que los que le rodeaban pudieran entender que si no hacían estas cosas no podrían entrar en el reino de Dios.

Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, y viéndole, pasó de largo.

Lucas 10:32

6- Pasó un buen samaritano y le ayudó

Otro hombre pasaba en la misma dirección donde estaba el hombre que había sido atacado por ladrones, este le vio tirado en el suelo y muy herido. El samaritano cuando lo vio, fue movido a misericordia y luego tomó a aquel hombre y le puso vino y aceite y lo montó en cabalgadura y lo llevó a un lugar seguro, para que a este se le diera mejor atención. Incluso este hombre pagó para que un mesero lo atendiese y le dijo: Si gastas más pues te lo regresaré cuando vuelva. Este en verdad tuvo misericordia.

Otro día al partir, sacó dos denarios,

y los dio al mesonero, y le dijo: Cuídamele;

y todo lo que gastes de más, yo te lo pagaré cuando regrese.

Lucas 10:35

7- El buen samaritano pagó para que cuidaran al hombre golpeado

A pesar de que este hombre iba de camino a otro lugar, dejó dinero para que alguien lo cuidara y prometió reponer el dinero si gastaban de más para cuidarlo. Este buen samaritano estaba dando a entender  que aunque Él iba para otro lugar, este volvería para dar seguimiento a la recuperación de este hombre.

La misma Biblia nos manda a ser misericordiosos con los demás, a tratar los demás como nos gusta que nos traten a nosotros. Amar al prójimo.

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *