Juan fue el último de los discípulos guardados por Dios para un propósito. Cuando leemos la historia de la Biblia, todos los discípulos habían sido muertos por la causa de Cristo, el mismo Jesús les dijo que iban a ser perseguidos por su causa, por la verdad.

El propósito de Dios con Juan era para darle revelaciones de lo que pasaría en los tiempos finales, y es por eso que:

1- Fue llevado a la isla llamada Patmos

Juan fue desterrado a la isla de Patmos, donde solo podían entrar por las vías de un barco militar, no todo el mundo podía entrar allí, ya que solo eran los militares enviados por el rey o comandantes que estaban en aquel lugar.

Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo.

Apocalipsis 1:9

2- Un ángel enviado por el Señor le mostró a Juan las cosas que pasarían

Cuando comenzamos a leer el libro de Apocalipsis vemos que un ángel fue enviado por Dios para que fuera el guía de Juan en el reino de los cielos. Juan fue un hombre que dio testimonio de la palabra de Dios, un hombre de gran ejemplo.

La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan,

Apocalipsis 1:1

3- El saludo de Juan de parte de Dios a las siete iglesias de Asia

La salutación de Juan a estas iglesias de Asia. Antes de darle las palabras de parte del Señor, él se dirige a ellos con un saludo hablando del Dios Todopoderoso:

4 Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono;

5 y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre,

Apocalipsis 1:4-5

Por medio de este escrito Juan deja en claro, que Dios es soberano y poderoso y que a Él debemos honor y gloria para siempre. Este que nos hizo reyes y sacerdotes para nuestro Dios, este vendrá con poder y gloria y todo ojo le verá  y muchos tendrán gran lamento porque el gran día ha llegado, donde estos serán jugados por Él.

4- Visión de Juan

Para este hombre fue un momento bien fuerte al de repente escuchar la voz del Señor, pero ante de empezar dice primero que el estaba en el espíritu, esto nos quiere dejar dicho que este hombre guardaba una plena comunión con Dios. La voz de aquel que lo llamó dice que fue como de trompeta, todos sabemos que el sonido de la trompeta es muy fuerte. Así fue la voz que escuchó Juan en la visión:

10 Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta,

Apocalipsis 1:10

5- El mensaje a las siete iglesias

En el verso 11 del capitulo 1 de Apocalipsis vemos que el mismo Dios le está diciendo a Juan que escriba toda esta visión en un libro:

11 que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea.

Apocalipsis 1:11

6- Aparición de Jesús a Juan

Juan Explica que cuando el dio la vuelta para ver quién era el que lo llamaba, vio a este hombre, y de inmediato comienza a describirlo

12 Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro,

13 y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro.

Apocalipsis 1:12-13

En medio de estos candeleros de oro estaba Aquel Ser Maravilloso, con un cinto de oro en su pecho. Este era aquel hombre que había muerto en la cruz y que resucitó al tercer día y que estaba a la diestra del padre reinando con el por los siglos de los siglos.

17 Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último;

18 y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.

Apocalipsis 1:17-18

Al leer lo escrito por Juan nos sorprendemos de esta gran visión con el hijo del Hombre. Todo lo que Juan describe en este libro es impresionante.

Cada una de estas palabras era para que aquellas iglesias pudiesen reconocer que había un Dios vivo y poderoso al cual tenían que rendir honor y gloria.

7- Juan cae como muerto

Juan dice cuando vio este ser maravilloso cayó como muerto, esto fue debido a que no soportaba la majestad y el poderío de Suyo. Según lo que este hombre describe de Jesús era demasiado poderoso para que un hombre quedase de pie.

El mismo Jesús hace una declaración ante Juan diciéndole estas palabras: No temas; yo soy el primero y el último.

Este hombre estaba sorprendido al tener esta sorpresa tan grande, viendo a Aquel que fue crucificado, dándole unas palabras de esperanzas.

17 Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último;

18 y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.

19 Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de estas.

20 El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.

Apocalipsis 1:18-20

El digno de merecer toda gloria y poder para siempre, demos a Él exaltación, alabemos su santo y bendito nombre por todo lo alto.

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *