En una ocasión, en un estudio bíblico de la iglesia, pregunté a los allí congregados: ¿qué significa la palabra gracia? Todo el mundo respondió que es un regalo inmerecido de Dios. La respuesta parece correcta, pero técnicamente no lo es, ya que nunca pregunté el significado de la gracia de Dios, que sería totalmente diferente. Si definimos la palabra gracia por sí sola, vendría siendo un favor dado a nosotros que no merecemos, en general, en cualquier contexto, sea cristiano o no.

Es importante que entendamos esto, que existen palabras que deben ser definidas por sí mismas y que el toque final se las dará el contexto en el que se esté hablando. Pregunto hoy, ¿qué es sana doctrina? Esto dependerá en gran medida del contexto en el que te encuentres, pero la realidad es que si hablamos bajo el contexto de la fe cristiana, un solo significado, independientemente de cuál sea nuestra opinión humana.

Cuando pensamos en algo “sano” creemos en algo que está funcionando correctamente, un ejemplo práctico puede ser el mismo cuerpo humano, si estamos sanos, es porque no tenemos ninguna enfermedad y eso hace que nuestro cuerpo tenga un buen funcionamiento.

Por otro lado, la palabra doctrina, no es más que un conjunto de ideas, pensamientos y principios. Entonces, cuando unimos ambos términos, estaríamos diciendo que “sana doctrina” es un conjunto de ideas, pensamientos y principios sanos. Pero como he dicho anteriormente, nuestro contexto es el cristianismo. Entonces, diríamos que sana doctrina es todo el pensamiento bíblico en su esencia, sin quitar, sin poner, todas aquellas ideas escritas en su pleno contexto, esto conlleva a que debe estar sano, en buen funcionamiento, como el cuerpo humano.

Pablo escribió a Timoteo sobre la sana doctrina, diciendo que vendría el tiempo cuando los hombres no querrán escuchar la sana doctrina, o sea, no querrán  escuchar lo que dice la Biblia:

2 que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.

3 Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,

4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

2 Timoteo 4:2-4

Hay quienes tienen una falsa definición de lo que es una sana doctrina, ya que lo asocian con doctrinas creadas por hombres, pero a lo que el apóstol Pablo se está refiriendo aquí está lejos de una doctrina meramente humana, Pablo está hablando de la doctrina bíblica, hablada por Cristo y los apóstoles.

Y Pablo está diciendo que llegará un tiempo cuando los hombres no querrán escuchar lo que dice la Biblia, un tiempo donde preferirán vivir de supuestas visiones y sueños, más allá aún, un tiempo donde querrán vivir del cuento.

Estamos justamente en ese tiempo, un tiempo donde muchos no quieren escuchar lo que dice la Biblia, donde ponen por encima de la Biblia toda clase de doctrinas extrañas que se contradicen entre ellas mismas.

Sana doctrina es todo lo que está contemplado en la Biblia en su propio contexto.

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *