Muchos esperan una herencia corruptible para salir de sus problemas en esta vida perecedera, mas no recuerdan que tienen un alma que salvar y que existe una herencia incorruptible, que permanece por toda la eternidad:

Jehová es la porción de mi herencia y de mi copa;
Tú sustentas mi suerte.

Salmo 16:5

Cristo nos sacó de la esclavitud y nos hizo hijos de Dios, y por ende herederos Suyos. ¿No es esto maravilloso? Además de nuestra herencia, nuestro Dios es nuestra copa, quien nos sustenta, quien nos mantiene de pie.

Las cuerdas me cayeron en lugares deleitosos,
Y es hermosa la heredad que me ha tocado.

Salmo 16:6

Nuestra herencia no solamente es eterna es HERMOSA. ¿Existirá algo más hermoso que habitar con nuestro Señor Jesucristo por toda la eternidad? Piénsalo. La vida es un breve instante. Es nada comparado con la eternidad que nos espera. Por eso la mejor herencia es Cristo Jesús, quien murió por nosotros para que tengamos vida eterna.

Bendeciré a Jehová que me aconseja;
Aun en las noches me enseña mi conciencia.

Salmo 16:7

Dios a través de su Santa Palabra nos deja los consejos que necesitamos para andar bien en este mundo pasajero. En estos tiempos donde a lo malo le llaman bueno y a lo bueno malo, es el mejor momento para buscar los consejos que Dios nos dejó en las Sagradas Escrituras.

A Jehová he puesto siempre delante de mí; Porque está a mi diestra, no seré conmovido.

Salmo 16:8

Qué hermosas palabras. ¿Puedes tú decir lo mismo? ¿Has puesto a Dios delante de ti? ¿Es a Él al primero que le preguntas lo que debes hacer cuando debes tomar una decisión? ¿Tus planes son puestos siempre delante de Él antes de realizarlos?. Si así lo haces, él estará a tu derecha y permanecerás firme en Sus Caminos. Permanecerás firme ante las acechanzas del enemigo. No serás conmovido.

Nuestro último video

Oración de la mañana para antes de salir a trabajar

This article has 2 Comments

  1. Buen dia!
    Excelente tema en este artículo! Muchas gracias por compartirlo. En realidad lo necesitaba, ya que muchas veces uno piensa que está haciendo en la forma correcta y estamos equivocados y por ello no obtenemos buenos resultados en nuestros proyectos.
    Aprendí que hay que pedir la dirección de Dios antes de iniciar cualquier proyecto por muy insignificante que sea. No hacerlo cuando lo hemos iniciado y nos encontramos con problemas.
    Feliz día! Dios nos bendiga y more en nuestros corazones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *