A veces converso con personas sobre algún tema de la Biblia y escucho con frecuencia la frase: “Es solo mi opinión”. El problema no es solo que digan que es su opinión sino que cuando estás fortaleciendo tu idea con versos bíblicos ellos te evaden y dicen “yo creo que”, “yo opino”, pero no te citan ningún verso de la Biblia.

También existe el grupo de personas que intentan la Biblia con sus propios sentimientos, otros que la relacionan con cosas totalmente divorciadas de lo que el autor quiso decir en el momento que lo escribió. Debemos tener un sumo cuidado con esto, ya que la Biblia no es de interpretación privada o personal, sino que cada hombre de Dios escribió bajo la Luz Divina, y todo lo que escribieron tiene un solo significado y detrás de eso es que debemos ir.

El apóstol Pedro escribió:

19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;

20 entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada,

21 porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

2 Pedro 1:19-21

No podemos cometer el error de pensar que la Biblia se interpreta con nuestra opinión personal, sino que debemos escudriñar las Escrituras, estudiar los diferentes escenarios, buscar las palabras que no conocemos, procurar el significado en el idioma original en que se escribió, tomar en cuenta el contexto histórico, para así saber lo que en realidad quiso decir el autor de dicho libro, aunque su significado nos confronte o nos moleste.

La Biblia se interpreta ella misma, ahí está todo lo que necesitamos entender, por eso digo que cada creyente debe leer o estudiar la Biblia con su mente en blanco para poder entenderla y pedirle al Señor que le permita comprender lo que está leyendo.

En el versículo 20 del pasaje que citamos anteriormente Pedro dice que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque no fue traída por voluntad humana, sino que hombres santos las hablaron siendo inspirados el Espíritu Santo.

Amados hermanos, seamos fieles a las Escrituras, siendo totalmente íntegros a lo allí escrito, tratando de entender qué es lo que ellas nos quieren decir y no queriendo que ellas digan lo que nosotros queremos que digan.

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

This article has 2 Comments

  1. Donde dice la biblia , cuando ofrendamos le prestamos a Dios, no he leído eso todavía,. Creo que yo le doy a Dios mis diezmos de lo mucho o poco que el me da.Esto lo leí de un pastor que escribió que le prestamos a Dios.

    1. Saludos Juan! Bendiciones! es totalmente como dices, de hecho nosotros en realidad le damos de lo que ya el nos ha dado, asi que en realidad nosotros somos los deudores con el Señor por todo lo que nos da, asi lo afirma 1 Cronicas 29:14

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *