Caminaré todos días confiado en el Señor, porque Él es mi ayudador, el que me guarda en mi entrada y en mi salida. Dios es quien me sustentará en los momentos más difíciles de nuestras vidas.

“Él es mi luz y mi salvación y a nada debo temer” decía el Salmista David, es bueno que entendamos que Dios está con nosotros como poderoso gigante, Él es el que sostiene al afligido de corazón. Dios es quien nos da las fuerzas para que podamos esperar en Él.

Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová
En la tierra de los vivientes.

Salmos 27:13

Dios es justo, y se compadece de los afligidos, por eso debemos creer en Él, creer confiadamente en que su bondad y su misericordia estarán con nosotros todos los días de nuestras vidas.

Una cosa pasa y es que mientras más nos acercamos a Él, más confianza tendremos y conoceremos de su gran verdad y poder, y seremos pacientes y esperaremos en Él, porque Él será nuestro guía, y su verdad estará en nuestros corazones.

El salmista David, cada día tenia confiaba más y más en el Señor, debido a que él sabía que solo en Dios podía confiar, porque solo Él le podía ayudar. y que si Él prometía Él cumpliría, esta era la razón por lo cual su confianza estaba depositada en el Señor.

Aguarda a Jehová;
Esfuérzate, y aliéntese tu corazón;
Sí, espera a Jehová.

Salmos 27:14

Es bueno que cada día nos aferremos a esa fe inconmovible, que creamos en el Señor no importando las pruebas, dificultades, aflicciones, que vengan a nuestras vidas. Dios nos ayudará a soportar todas las pruebas, Él nos sustentará en los momentos malos, como dice en el salmos 23:1 Jehová es mi pastor; nada me faltará. Creamos en Él y esperemos en el Señor, porque Él llegará a tiempo.

This article has 19 Comments

  1. Gracias padre mío señor en ti pongo mi fe y esperanza gracias por tu amor y mi vida la pongo a tus pis señor gracias por todo mi familia esposo hijos y nietos en ti los deposito están en tu grasias

  2. La Palabra es como ella misma es Viva y Eficaz y al mismo tiempo es un arma de doble filo que edifica tanto al que la da; como el que la recibe. Bendito sea Nuestro Señor. Merecedor de toda Honra y toda Gloria por la eternidad. Dios los Bendiga

  3. Confío grandemente en mi Dios, el ha estado conmigo durante los momentos mas difíciles en mi vida, siempre ha contestado mis oraciones, guardado a mi familia.
    El Salmo 23 ha sido de gran ayuda también, me ha confortado y me llena de mucha tranquilidad y confianza.
    Alabado sea mi Dios en toda la tierra por siempre! Amen, Amen y Amen.

  4. Por siempre y para siempre el alfa y el omega nuestro señor, todo poderoso que con su gran poder y misericordia nada nos faltara. Te amo mi todo poderoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *