La oración de fe

La Biblia nos habla mucho sobre la fe, incluso, vamos a encontrar citas muy importantes que nos dan a entender que debemos tener fe, puesto que sin fe es imposible agradar a Dios según nos describe el libro de los Romanos. Alrededor de la Biblia vamos a encontrar muchos personajes llenos de fe, y el mayor ejemplo que tenemos es Abraham, dice la Biblia que su fe le fue contada por justicia, y también dice que de este ya casi como muerto su descendencia fue como las estrellas del cielo. Amigos, la fe es un requisito legal de un cristiano y nunca podemos perderla.El apóstol Santiago también nos escribió algo muy importante sobre la fe:

13 ¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas.

14 ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor.

15 Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados.

Santiago 5: 13-15

El capítulo cinco del libro de Santiago nos da una serie de recomendaciones como cristianos que somos, y algunas de ellas son estas, que cuando nos acercamos a Dios debemos tener fe. No importa la enfermedad, el proceso tan grande por el que estemos pasando, que estemos tristes, con hambre o cualquier cosa que estemos experimentamos, si oramos en la voluntad de Dios, Él hará según su santa voluntad.

Muchos veces cuando nos vemos envueltos en tantos problemas nos vamos por el camino que creemos que es más fácil; recurrimos a otros brazos, cuando se supone que ese es el momento preciso para descansar en los brazos del Maestro.

Recordemos que nuestro Señor Jesús dijo: “Venid a mi todos los que estén cansados y cargados que yo les haré descansar”. Confiemos en Dios, no hay nadie más en quien confiar como nuestro Maestro. Acércate a El, toca la puerta y Él te abrirá, clama a Él y te responderá.