Unos de los grandes temas debatidos en nuestra fe cristiana es la salvación. La iglesia ha luchado con esto desde siglos atrás, ya que se han mantenido dos posiciones que han afecto a muchos, una es la salvación por obras, pero otra es la salvación por la fe o por gracia. Gracias damos a Dios que la Biblia nos habla al respecto y es por eso que las Sagradas Escrituras deben ser nuestro principal foco o nuestro único punto para saber qué es lo correcto.

El apóstol Pablo dijo:

8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

9 no por obras, para que nadie se gloríe.

10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

Efesios 2: 8-10

El versículo 8 es de suma importancia para nosotros comprender la salvación mediante la fe. Lo primero es que nosotros somos salvos por fe, por el sacrificio expiatorio de Cristo en la cruz, por el cual somos justificados, nuestras deudas son pagadas y somos nuevas criaturas. Nosotros no hemos hecho nada más que ser pecadores para ser salvos, todo el mérito se lo lleva Cristo en la cruz, por sus méritos somos salvos, su triunfo en la cruz y su resurrección es el eje central de toda la historia del cristianismo y la salvación en Dios.

La parte final del versículo ocho nos recuerda algo de suma importancia: “Y esto no de vosotros, pues es don de Dios”. La palabra “don” quiere decir “regalo” y un regalo no es algo que necesariamente merecemos, y la Palabra de Dios siempre nos va a hablar de la salvación como un regalo de Dios, no algo que viene de nosotros, que nos hemos ganado o que merecemos, ¡No! se trata de algo que Dios nos da por su inmensa misericordia y por su gracia infinita.

“No por obrar, para que nadie se gloríe”. Y un verso de la Biblia que corrobora mucho con esto:

23 Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas.

24 Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio, y justicia en la tierra: porque estas cosas quiero, dice Jehová.

Jeremías 9: 23-24

Todo lo que somos y lo que tenemos es por la misericordia de Dios y eso incluye la salvación.

Y el verso diez finaliza diciéndonos que somos creación de Dios y que hemos sido creados para hacer buenas obras. No desmayemos en hacer lo que debemos hacer: “Mostrar a Cristo a través de nuestras vidas”.

This article has 9 Comments

  1. Precioso artículo tiene toda la razón, Dios nos salva por amor porque somos sus hijos, del mismo modo que Él nos ha dado la vida nos da Salvación por medio de Jesucristo, el Único Justo, Dios hecho Hombre para la salvación de todos.
    En cuanto a las obras si somos fieles a Dios las buenas obras nos saldrán por el mismo Don de Dios, a Él todo Honor, Gratitud y todo Amor y Perfección por Siempre.
    Amén JESÚS

  2. Muy lindo. Este artículo me llena y me fortalece día a dia y me llena de gozo para seguir buscando de Jehová El Dios todo poderoso. Dios te ama.

  3. La misericordia de Dios es u la misericordia de Dios es infinita pero igual d pero igual vemos de seguir Dos Caminos para alcanzar la salvación llegar al final de La Fe esa debe de ser la meta de todo cristiano

  4. Es hermoso el articulo poquito nos recuerda q jesucristo murió por nosotros y no lo debemos olvidar ya q él es el camino la verdad y la vida y nuestra salvación y q cada día tenemos ganarnos la y q cada fresca en nuestra vida la fe y el Amor a Dios y a nuestro prójimo
    Amen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *