Todo aquel que ha leído los libros de los reyes y las crónicas de los reyes de Israel, se dará cuenta que así como existieron reyes muy malos, también existieron reyes muy buenos. Tenemos a David, Salomón, Josafat, entre otros. En este artículo hablaremos sobre un rey en especial, Ezequías, el cual fue temeroso del Señor y anduvo en sus caminos.

La Biblia nos relata en el capítulo 20 del segundo libro de Reyes que Ezequías cayó enfermo de muerte y en ese momento se le apareció el profeta Isaías le dijo: Ordena tu casa porque morirás. Pero este hombre no se aferró a la idea de que iba a morir, sino que clamó a Dios con todo su corazón para que no sucediera tal cosa. De esa misma manera hay muchas cosas que les pedimos a Dios y debemos tener fe en ello, una fe gigante, porque Dios se agrada de eso, pues, los que no tienen fe no pueden agradar a Dios, por lo tanto, la fe es nuestro gran emblema, y debemos pedirle a Dios que ponga una fe como la de Ezequías en nosotros.

La Biblia dice que Ezequías clamó a Dios:

2 Entonces él volvió su rostro a la pared, y oró a Jehová y dijo:

3 Te ruego, oh Jehová, te ruego que hagas memoria de que he andado delante de ti en verdad y con íntegro corazón, y que he hecho las cosas que te agradan. Y lloró Ezequías con gran lloro.

2 Reyes 20: 2-3

Luego de Ezequías haber hecho esta oración la Biblia nos narra lo siguiente:

4 Y antes que Isaías saliese hasta la mitad del patio, vino palabra de Jehová a Isaías, diciendo:

5 Vuelve, y di a Ezequías, príncipe de mi pueblo: Así dice Jehová, el Dios de David tu padre: Yo he oído tu oración, y he visto tus lágrimas; he aquí que yo te sano; al tercer día subirás a la casa de Jehová.

6 Y añadiré a tus días quince años, y te libraré a ti y a esta ciudad de mano del rey de Asiria; y ampararé esta ciudad por amor a mí mismo, y por amor a David mi siervo.

2 Reyes 20: 4-6

Hermanos, este rey recibió lo que había pedido a Dios clamando con gran llanto, pero el secreto está en que este hombre no se acercó a Dios reclamándole nada ni obligándolo a hacerle un milagro, sino que se acercó con corazón sencillo delante de su Presencia. De esa misma forma debemos nosotros acercarnos a Dios, con corazón puro y sencillo para que Dios responda nuestras oraciones.

No existe nada imposible para Dios y nosotros debemos creer eso, porque en el momento menos esperado también podemos recibir un milagro así como Ezequías.

This article has 16 Comments

  1. Acercarse a Dios con un corazon puro sencillo y arrepentido es lo mas importante y trascendente. Oren por mi hermanos hoy estoy sometido a una accion judicial injusta y despiadada tracionado por la mano del hombre. Pero la verdad saldra a la luz pronto. Oren. Bendiciones

    1. Grande es la fe de este hombre.
      Nos deja un gran ejemplo para los que estamos viviendo en este mundo lleno de pecado
      Me imagino como se sintió ezequias al recibir esas palabras del profeta Isaías.. es como decirle el médico a una persona tienes cáncer y vas a morir.y puedo mirar cómo recive la palabra y no se revela contra Díos.. Si no que pide misericordia al que da la misericordia es hermoso que de respuesta de la oración recibes lo que mas amamos en está tierra es la vida…pero sabemos y está vida es prestada así como Dios da Dios quita cuando el quiere san Juan14:6 el es el camino la verdad y la vida amén

  2. Que Bella mensaje.estoy pasando por una gran prueba en mi vida .estoy con un pariente en depresión .por favor ayúdame en oración .su nombre es José María. gracias a todos

  3. Bendecido sábado .me affrerro a esa Fe gigante de Exequias linda reflexión y enseñanza.alcelcarnos al señor humildemente y con un corazón puro y impio y esperar en el Amén

  4. Bendiciones a todos mis hnos.. mi oracion esta con uds, Dios es Grande y rico en Misericordia, Dios les dice: todo lo que os acontece es para que se corone Mi Gloria en vosotros.. orad sin cesar.. Amen!!

  5. Mi esposa no se encuentra bien de salad y a dejado de trabajar por esa causa pues se siente muy devil me gustaria que intercedieran por ella Dios les bendiga gracias

  6. Paz hermanos! Dios los bendiga!
    “debemos pedirle a Dios que ponga una fe como la de Ezequías en nosotros.” NO estoy de acuerdo con esta parte,no hay que pedirle a Dios una fe como la de Ezequias,¡el nos dio la fe pero como la Cristo! Solo que hay que desarrollarla,Gálatas 5:22 aquí muestra Todas las virtudes que el Señor Jesús tenia(porque el tenía el espíritu Santo)y ahora nosotros también tenemos esas virtudes ya que tambien como El,tenemos el Espíritu Santo.Amen.
    Dios los bendiga!

  7. Gracias te doy Dios Santo por Jesucristo, tu que nunca abandonas y siempre personas , danos Fe y ten piedad Dios-Padre.
    Amén Jesús

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *