Cuan difícil es estar en nuestras casas y no poseer energía eléctrica o no tener siquiera una lámpara para encenderla y ponerla en un lugar donde alumbre nuestro hogar, también es difícil andar conduciendo y no tener luz en el automóvil (cosa que es ilegal) o que las lámparas de la calle estén apagadas. Esto debe ser bien difícil y todos nosotros lo sabemos, puesto que la luz es algo imprescindible para poder alumbrar en medio de la oscuridad. ¿A quién de nosotros le gusta vivir en oscuridad.

Jesús dijo:

14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.

15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.

16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Mateo 5:14-16

El texto de introducción ha sido una manera de que comprendamos qué quiere decir este pasaje que Jesús expresó. Lo primero es que Jesús dice: “Vosotros sois la luz del mundo”. De la misma manera que una luz alumbra en nuestras casas y en la ciudad nosotros también alumbramos en este mundo, ¿de qué manera podemos alumbrar a nuestra sociedad? Lo podemos hacer a través de nuestras obras, con nuestros actos, demostrándoles el amor de Dios.

Nosotros no podemos ir por el mundo mostrándonos como personales iguales a los no creyentes, debemos con nuestros actos poner en alto la Palabra de Dios, que ellos entiendan que en nosotros hay algo diferente, algo que les puede alumbrar, algo que les puede traer de la oscuridad a la luz. Debemos pensar en esto cada momento de nuestra corta vida, pensar y decir: ¿De qué manera puedo alumbrar en mi sociedad?

Algo muy importante que también podemos sacar de aquí es: “Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa”. Esto quiere decir que si nosotros somos realmente la luz de este mundo no podemos estar aislados, no podemos estar escondidos donde aquellos que están en tinieblas no nos pueden ver, tenemos que estar visibles, expresando la Palabra de Dios con nuestros actos y con nuestras palabras.

Amigos, alumbremos en medio de este mundo que va hacia el declive por el pecado y hagamos que nuestra luz alumbre delante de todos, para que nuestras buenas obras sean vistas, y todos glorifiquen a nuestro Padre que está en los cielos, como nos enseñó nuestro Señor Jesucristo en Mateo 5:16.

This article has 2 Comments

  1. Amados hermanos en cristo y amigos que visitan esta página de bendición. …jesus dijo en san juan 8 vs 12.Yo soy la luz del mundo…jesus todo lo ilumina.no solamente el mundo sino también el corazón de todos los hombres.jesus es luz y en El no hay ninguna tiniebla.y todo aquel que le sigue no andará más en tinieblas ,sino que tendrá la luz de la vida.

  2. “Sólo los que son capaces de aproximarse y tocar, de perder tiempo y perforar en la apariencia, pueden ayudar a otros a alumbrar el manantial que los habita. Vosotros lo hacéis Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *