Su Palabra debe estar siempre en nuestros corazones, ellas son verdad, nos ayudan a conocer más y más a Dios, nos permiten aprender y a entender lo que Dios nos quiere decir a través de su Palabra que son fieles y verdaderas y que todo lo que está allí escrito proviene de Él.

Dios quiere que cada día aprendamos de su Santa Palabra, porque así enseñamos a las personas que aún no conocen de Dios ni de sus Palabras, por eso es importante que todas aquellas personas puedan también tener un encuentro con su Palabra.

Sécase la hierba,

marchítase la flor;

mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.

Isaias 40:8

Cada día que pasa debemos guardar sus Palabras, esto es para no pecar contra Él, como dice un artista cristiano en unas de sus canciones, dándonos a entender que todo nuestro talento tiene que estar en sus manos.

Este artista cristiano dice: “Tu palabra escondí guardada en mi corazón para yo no pecar contra ti”, esto es una realidad. Cuando guardamos la palabra de Dios en nuestros corazones, eso nos evita pecar contra Él, y es debido a que su Palabra permanece en nosotros para siempre.

Súbete sobre un monte alto,

anunciadora de Sion; levanta fuertemente tu voz,

anunciadora de Jerusalén; levántala,

no temas; di a las ciudades de Judá: !!Ved aquí al Dios vuestro!

Isaías 40:9

Ciertamente todas aquellas personas que guardaban la Palabra del Dios poderoso eran bendecidas por Dios, aunque ellos no eran tan fieles delante de Dios, Él les daba todo lo que ellos necesitaban, y hacía misericordia con todas aquellas personas que le eran fiel en lo poco, pero recordemos que dice su Palabra que si en lo poco me fuiste fiel en lo mucho te pondré.

He aquí que Jehová el Señor vendrá con poder,

y su brazo señoreará; he aquí que su recompensa viene con él,

y su paga delante de su rostro.

Isaías 40:10

El Señor recompensará a todo aquel que ha guardado su Palabra, y a todos aquellos que le han sido fiel en todo lo que Dios les ha mandado.

This article has 3 Comments

  1. Os pedimos Dios Vivo que nos ayudeis a seros fieles y a que vuestro Amor en Vuestras Palabras de Verdad nos libere de nuestra condición pecadora.
    Por Cristo Señor nuestro
    Amén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *