La oración es la que nos ayudará cada día a estar en una plena comunión con el Señor, también es la que nos ayuda a mantener nuestra fe fortalecida en el Señor. Cuando vamos delante Dios y nos humillamos delante de Él, Él nos escucha.

El hombre que se descuida en la oración está presto a que su vida espiritual decaiga y que todo salga mal, mas aquel que mantiene la oración le irá bien todo el tiempo, será fortalecido y su vida espiritual será mejor cada día.

orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu,

y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

Efesios 6:18

Es bueno que perseveremos en la oración, pero cada día debemos pedirle al Señor que nos ayude en la oración y que ayude a nuestros hermanos a permanecer en la fe y en la oración.

La fortaleza del espíritu está en la oración en el Señor, mientras más oramos mejor estaremos porque la oración alienta el espíritu decaído, lo sustenta, le ayuda en los momentos difíciles, le hace entender lo que está mal delante de Dios.

y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra

para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio,

Efesios 6:19

El apóstol pablo escribió esta carta dando a entender qué quería enseñarle a las personas que tenían que conocer el misterio del evangelio, y para ayudar a aquellos que no entendían nada acerca de esa gran verdad.

por el cual soy embajador en cadenas;

que con denuedo hable de él, como debo hablar.

Efesios 6:20

Este es el mejor ejemplo que debemos dar como Servidores del Señor, así como lo ha hecho este hombre de Dios llamado Pablo, hombre que donde quiera que iba enseñaba tal y como es la Palabra de Dios, a fin que todo aquel que no conocía la existencia de Dios pudiese conocerla.

This article has 1 Comment

  1. Confiemos en el poder de la Oración, cada vez que oramos el Señor nuestro Dios nos escucha, siempre, tal como nos enseña Jesucristo el Señor podamos perdón porque somos pecadores, demoras gracias por el Amor infinito de Dios-Padre para/con nosotros y pidámosle fuerzas para seguir y más Fe, todo esto a Nuestro Único Padre en comunión todos con Él.
    Para saber más sobre la Santa Oración recomiendo un preciosos libro llamado: Relatos sinceros de un pelegrino ruso.
    Dios nos bendiga.
    Amén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *